lunes, 31 de marzo de 2014

Tabaco y censura (y II)

Iniciamos el prometido repaso de la actuación de la censura tabaquera francesa  con el cartel de la exposición dedicada en 2005 a Jean Paul Sartre que también servía de portada al correspondiente catálogo. Para el mismo se utilizó una foto realizada por Boris Lipnitzki de la que se eliminó la, por otra parte muy poco visible, pava de un Gitanes, la marca que consumía con fruición el intelectual galo.

Pero el ejemplo mas famoso del celo de la RATP, por lo que tiene de ridículo, es el del cartel de una exposición dedicada en 2009 al director de cine Jacques Tati que se ilustraba con una imagen de su famoso personaje Monsieur Hulot luciendo su inseparable pipa. Pues no tuvieron otra ocurrencia que transformarla en un molinillo infantil según se ve en la siguiente comparativa del cartel original con el utilizado en el metro parisino.
Un chiste de Plantu satirizaba la cuestión poniendo en boca del representante del metro  que “la próxima vez también cambiaremos al niño por presunción de pedofilia”.

En la misma época se produjo en Australia otra chusca muestra de talibanismo antitabaco. El pequeño municipio de Manley situado al norte de Sidney y famoso por sus playas, las primeras de ese país en las que se prohibió fumar (2004), organizó una exposición conmemorativa del artista Antonio Dattilo-Rubbo (1870-1955) que había sido uno de sus ilustres residentes.  En aplicación de la estricta política antitabaco de esa urbe, en la web que promocionaba y daba soporte al evento se retocó la reproducción fotográfica de la obra “El artista y la modelo” para suprimir el cigarrillo que el artista luce en su boca. Afortunadamente no encontraron necesario hacer lo propio en el original.  Esta fue la chapuza:
Volvemos a Francia en busca de otro caso acaecido en la publicidad del «Eau Sauvage» de Dior realizada en 2009. Se basó en una foto de Alain Delon tomada en 1976 por el fotógrafo  Jean-Marie Perier que dio su consentimiento para que su obra fuera alterada al gusto de las autoridades. Este fue el resultado:

La intransigencia de la RATP ha dado lugar a otros casos curiosos como que la revista “Le Point” no pudiera mostrar en su publicidad del metro la portada real de su número  de marzo de 2011 protagonizada por la recién fallecida Annie Girardot  o que fuera necesario utilizar reelaborar el cartel anunciador de la película “Gainsboroug: Vie héroïque” (Joann Sfar,2010) en que no solo se sacaba del cuadro el cigarrillo sino que también hubo que retocar la humareda  expelida por el actor Eric Elmosnino que luce un asombroso parecido con el interpretado Serge Gainsboroug.


La revista “L´Aktu Freebox” del canal de television por cable distribuido en Francia por el grupo Iliad incluyó una imagen del Gainsboroug real en la que es evidente la falta del cigarrillo.

Otros ejemplos de películas que requirieron en algunos espacios franceses una cartelería adaptada han sido “Pulp Fiction”, “Coco Chanel”, “Millenium 3” o “Gangster Squad”




Habrá que ver que solución se adopta para el estreno previsto para octubre de la película Saint Laurent de  Bertrand Bonello cuyo cartel provisional es el adjunto, toda vez que parece que hay algunos indicios de relajación de la estricta política de no mostrar imágenes de fumadores cuando se trate de personajes históricos, sobre todo los ya desaparecidos, cuya imagen esté notablemente asociada al tabaco. Un ejemplo de ese cambio e criterio pudo verse en de un libro de fotos de René Burri cuya portada ocupaba el Che Guevara.
Para concluir el repaso de las acciones censoras practicadas en Francia sobre cigarrillos hay que reseñar que La Poste francesa no quiso ser menos que su homóloga americana y en el sello conmemorativo del vigésimo aniversario de la muerte de André Malraux emitido en 1996 también hizo desaparecer de la foto de Gisèle Freund utilizada como base del diseño el cigarrillo que el escritor sujetaba en los labios. 

Vamos a terminar con el curioso incidente vivido por el servicio de correos alemán precisamente por lo contrario, por poner un cigarrillo donde no lo había.En el año 2001 Deutsche Post emitió 14 millones de sellos con una retocada imagen de Audrey Hepburn en la que las gafas del modelo Ray-Ban Wayfarer que sostenía en la boca había sido sustituidas por una boquilla que aproximaba el grafismo a la imagen de la actriz habitualmente asociada con esa película. El hijo de la actriz, Sean Ferrer, rechazó la puesta en circulación de la serie alegando el uso de una imagen falseada, así que la emisión tuvo que ser destruida aunque sobrevivieron seis pliegos de diez sellos cada uno, alguno de los cuales ha sido subastado en cantidades millonarias.

sábado, 29 de marzo de 2014

Tabaco y censura (I)

La tentación de comentar algunas cuestiones de actualidad ha demorado la publicación de la que estaba destinada a ser inmediata continuación de la entrada dedicada el pasado domingo al uso de cigarros en las portadas de las revistas. Abordamos ahora en dos capítulos la actuación de la censura sobre las imágenes de fumadores.

Habitualmente asociamos la censura gráfica con el sexo, un asunto al que ya tenemos dedicado un apunte del pasado mes de agosto (que, por cierto, es el mas visitado de este blog, so pillines), y en menor medida a la violencia. Sin embargo, una consecuencia de la ascensión en las escala de valores al uso de los hábitos saludables es la creciente censura de las imágenes que no se ajustan al canon no fumador. No siempre ha sido esta saludable causa la que ha motivado la desaparición de los cigarrillos de las representaciones gráficas públicas. La que sigue es una manipulación de una imagen de Rita Hayworth realizada en en los años cincuenta que nada tenía que ver con una inexistente precaución ante la posible promoción de un hábito poco saludable. En este caso no cabe ver detrás otra cosa que una intención moralizante, una mujer en tan provocadora actitud no era apropiado que ocupara una portada  en la España de la época. Obsérvese, adicionalmente, que no solo se cubrió su desnuda cintura sino que incluso se redujo la exigua porción de muslo expuesto. Todo un trabajito en la era anterior al Photoshop.

Poco o nula conciencia había entonces sobre los perniciosos efectos del tabaco. Recordemos, por ejemplo, que la campaña “mas doctores fuman Camel que ningún otro cigarrillo” estuvo vigente en Estados Unidos hasta comienzos de los años cincuenta.

Un buen ejemplo de que actualmente no es difícil ver dar prioridad a la censura de tabaco frente a la de la “carne” es el del número australiano de Harper's Bazaar de mayo de 2010. En su portada aparece una ilustración de Lily Allen realizada por el artista David Bromley que respeta el pecho descubierto de la fotografía tomada como base creativa pero suprime el cigarro que  la cantante británica sostenía en su mano en la sesión fotográfica.

Así es que la presencia de un cigarro puede llegar a convertirse en un elemento de provocación como podemos ver en el número  de julio de 2004 de Texas Monthly cuya portada protagonizaba Kinky Friedman disfrazado de Alteza Real. Se daba prioridad a la autoimpuesta censura del feo gesto, bastante habitual por cierto en las portadas de las revistas (esto lo documentaremos otro día).

Uno de los primeros ejemplos de eliminación de un cigarrillo en busca de una imagen políticamente correcta desde el punto de vista de la promoción de la salud fue la realizada en la reedición de 1984 del sencillo “I want to hold your hand” de los Beatles, una canción que en 1963 había sido lanzada como cara B de “I saw her standing there”. En aquella portada Paul McCartney sostenía en su mano un cigarrillo que desapareció en la versión de los años ochenta.

De hecho, el año anterior el vaquero Lucky Luke había dejado de fumar lo que le valió a su autor Morris (Maurice de Bevere) un reconocimiento público de la OMS algunos años después. Así que el sempiterno cigarrillo fue sustituido por una ramita con el curioso efecto de que en la reediciones de los libros mas antiguos pueden coexistir en la portada ambas imágenes del personaje famoso por ser “mas rápido que su propia  sombra”.

Volvemos con los Beatles porque el single "Real Love" lanzado en 1996, ya tras la muerte de John Lennon, en el que los otros tres miembros del grupo interpretaban esa canción de la que John solo había dejado una demo, se hizo utilizando como carátula una foto en la que se habían escamoteado nada menos que tres cigarrillos.

La componenda dejaba a Ringo Starr con una postura bastante artificiosa por lo que en la portada de la recopilación realizada en 2005 de su etapa en Capitol Records se decidió amputarle (solo en la imagen) algunas falanges para crear un gesto supuestamente mas natural. Juzguen vds. mismos.


A mediados de los noventa el Servicio Postal de Estados Unidos también escamoteó un cigarrillo en un sello emitido en 1994 como homenaje a la leyenda del blues Robert Johnson. Su prematuro fallecimiento en 1938 a los 27 años de edad propició que tan solo se conserven dos fotografías de este músico cuyo virtuosismo dio pie a una leyenda satánica. Quien sabe por qué razón la foto escogida para servir de base a la imagen del sello fue aquella en la que aparecía fumando, una circunstancia que, sin embargo, alguien decidió que debía ser corregida. Vean el resultado:

La retocada foto también fue posteriormente utilizada como portada de la recopilación de su repertorio para guitarra (edición de Hal Leonard, 2004).

El citado servicio de correos americano reincidiría en 1999 en la misma práctica con motivo de la emisión de un sello dedicado al pintor Jackson Pollock en el que aparecía desprovisto de un cigarrillo claramente visible en la foto que se tomó como base para el grafismo. 

Algo mas discreta fue la actuación en la emisión realizada en 1995 del sello de James Dean dentro de la serie “Leyendas de Hollywood”. En aquella ocasión de donde tuvo que suprimir el cigarrillo el ilustrador Michael J. Deas  fue de su versión de la fotografía de Roy Schatt incluida en el pliego filatélico en la que la estrella de cine caminaba con un cigarro en la boca.

Uno de los personajes históricos cuya imagen está mas asociada a los puros es Winston Churchill.  Ello no le libró de ser desposeído de uno de ellos en una de sus mas conocidas fotografías en la que aparece haciendo su característico gesto de victoria en una imagen que fue utilizada utilizada en la fachada de “Britain At War Experience” , una ya clausurada  instalación museística  londinense que reproducía las condiciones de vida de los británicos durante la Segunda Guerra Mundial.

Esa exposición estaba orientada al público familiar y el acceso del público infantil a las imágenes ha sido una tradicional excusa para censurar cigarros. Así, otro notable caso británico es el del famoso ingeniero Isambard Kingdom Brunel cuya biografía adaptada para niños publicada por la editorial Heinemann utiliza como cubierta un icónica imagen de este empedernido fumador tomada en 1857 por el fotógrafo  Robert Howlett . Esa imagen tomada frente a las cadenas de retención utilizadas en la botadura del navío “Great Eastern” es habitual portada de los libros dedicados a este prolífico constructor que, sin embargo, en el citado libro juvenil aparece desprovisto de su puro.

Mucho nos tememos que cualquier día retiren el cigarro que porta en la boca al figura de cera representativa de Brunel que está instalada en el Swindon Steam Railway Museum. De hecho la estatua que le representa en la universidad londinense que lleva su nombre carece de cigarro al igual que la ubicada en la estación de Paddington, aunque esta última, que es sedente, no está inspirada en la famosa foto.

¿No sería mejor explicar a los niños símplemente la verdad?: cual ha sido la evolución del conocimiento de los efectos perniciosos del tabaco y la lenta toma de conciencia social sobre los mismos.

Con todo, el país donde la censura del tabaco ha adquirido cotas mas absurdas es Francia, en parte por la rigurosísima interpretación de la legislación antitabaco francesa de 1991 conocida como "Ley Évin" que hace el transporte púbico parisino gestionado por la RATP. La importancia de los espacios publicitarios que gestiona ha sido capaz de condicionar en gran manera las creatividades realizadas por los profesionales de la publicidad galos. Pero de esto hablaremos en la próxima entrega.

jueves, 27 de marzo de 2014

Algunos flecos de ayer

Ganó Vettel el Laureus tal y como anticipábamos en una predicción muy facilona. No en vano los premios se entregaban en Kuala Lumpur, una ciudad a la que no le resulta tan fácil escaparse a un deportista en plena temporada salvo que el fin de semana siguiente compita en esa ciudad. Y como bien sabrán los aficionados al automovilismo el próximo domingo se celebra el Gran Premio de Malasia de Fórmula 1 en el circuito de Sepang, muy próximo a la capital malaya, así que parece que el chanchullo debe estar cocinado desde que se fijaron fecha y sede para la ceremonia. A la vista está que no se molestan ni en disimular un poquito, menos aun que Lara con su Planeta que, por cierto, concedió a Vargas Llosa en 1993, muchos años antes de que ninguna universidad española le hiciera doctor honoris causa (la primera fue la Europea de Madrid en 2006, la siguieron Málaga, La Rioja, Alicante, Granada, Castilla-La Mancha y Las Palmas de Gran Canaria). No es raro, por tanto, que periódicos como El País pasaran del piloto alemán que hace simpático a Fernando Alonso y hayan titulado la noticia con la premiada femenina, la nadadora Missy Franklin. Vean el titular en la edición digital.


Como por ahí no suelen explicarlo, ya nos encargamos nosotros de contarles que los Laureus son un invento del ricachón sudafricano Johann Rupert, el patrón del conglomerado de empresas  de lujo radicado en Suiza llamado Richemont  que es propietario de marcas como Cartier, Montblanc, Piaget, Baume & Mercier o los relojes IWC que son uno de los dos grandes patrocinadores de los premios  junto con Mercedes. El vínculo suizo no debe ser ajeno a que Roger Federer fuera declarado ganador del premio al mejor deportista masculino 4 veces consecutivas entre 2005 y 2008, un galardón que en 2011 también se llevó Rafa Nadal. Este año le han premiado en la categoría de “mejor retorno” mientras que el concedido al “deportista revelación del año” no podía ser mas que parae Marc Márquez, el campeón del mundo de la máxima categoría del motociclismo mas joven de la historia que, además, consiguió obtener en su primera temporada en la cilindrada. Para saber mas sobre el historial de premiados puden acudir a la versión inglesa de la Wikipedia que tiene unas buenas estadísticas. Y para saber quienes son las personas que cocinan este invento, incluida la sección española, pueden seguir este enlace.   

Si también nos referíamos ayer a los despropósitos universitarios hoy hemos encontrado en la programación televisiva otra interesante pieza: el Título Superior de Ilusionismo impartido en el Real Centro Universitario María Cristina de San Lorenzo de El Escorial que está adscrito a la Universidad Complutense de Madrid. Vean el orgulloso titular que se marca la tele pública en su web presumiendo de que la universidad española es la primera del mundo en algo:


Si tuvieran interés en acceder a esa pionera titulación pueden encontrar mas información en este enlace.  Ya les anticipamos que la cosa requiere tres años aunque sea al cansino ritmo de 9 fines de semana al trimestre. Los talleres del domingo son optativos y ya se avisa que las clases del viernes por la tarde están disponibles en video para aquellos que no puedan llegar en hora a El Escorial. Añadamos que no es barato.

También queremos dejar constancia del recado que le manda el periodista Jorge M. Reverte al famoso  descerebrado Willy Toledo en El País (enlace) con el lúcido remate que transcribimos: “Willy Toledo me representa menos que Rajoy, porque no sé cómo se le quita”. Si al menos consiguiéramos que cumpliera su promesa de irse a vivir a Cuba.

Llegados de nuevo a la manifestación infiltrada por la guerrilla urbana parece que la pasividad de los mandos policiales obedeció al miedo a que los “observadores” enviados por la OSCE se llevaran una mala impresión que parece venían con bastante propensión a llevarse. Lo decimos porque después de lo ocurrido todavía tenemos que leer el siguiente titular en El Confidencial.


Hacía tiempo que no teníamos noticia de esta fantasmagórica organización de la que confesamos no tener ni idea de para qué sirve. Si hemos leído que parece que en el referéndum de Crimea sus observadores se acojonaron en cuanto algún miliciano les puso mala cara así que se marcharon para casa. Ojo, que no pretendemos que tengan que convertirse en mártires, pero ya se nos ocurren mas cosas para verificar que las manifestaciones españolas. Sería interesante saber de donde partió la solicitud de esa intervención, quien le dice no a un fin de semana en España, una iniciativa que tenemos pocas dudas ha tenido que salir de alguno de los practicantes de aquello de “mi policía buena, tu policía mala”.


Ya que nosotros nos hemos currado lo de los Laureus, sería de agradecer que alguien nos cambie el cromo por alguna información sobre las tripas de OSCE cuya burocracia se intuye brutal, ¿o no les ha llamado la atención lo de “emitirá su informe a final de año”?



miércoles, 26 de marzo de 2014

Doctorados

La focalización de los medios de comunicación en la figura de Adolfo Suárez ha dejado en la penumbra bastantes informaciones que en otras circunstancias habrían recibido mucha mas atención. Qué mala suerte final la de Iñaki Azkuna, parcialmente compensada por el éxito que ha tenido la bilbainada “mejor alcalde del mundo”. No sería raro que en tiempos tan premiadores como los que vivimos (1) algún avispado emprendedor comenzara a explotar comercialmente esa distinción.

También ha pasado bastante desapercibida la renuncia por parte de Rafa Nadal al doctorado honoris causa que se estaba promoviendo en la Universidad de las Islas Baleares. Rafa sí que genera un enorme consenso del que tan solo parecen descolgarse aquellos a los que le irrita verle con la bandera española y hacer sus declaraciones en castellano. Pero ya se ve que ni desde tal grado de admiración consigue evitar verse envuelto en polémicas que no ha buscado.

Ya saben de nuestra preocupación por la postración intelectual de la Universidad española que produce las nefastas consecuencias académicas que a la vista están. No es síntoma menor de esa decadencia el recurso a ocurrencias como la concesión del doctorado al admirado tenista. Se envuelve Llorenç Huguet, el rector que ha metido al campeón en este embrollo, en argumentos como que “es curioso que mientras aquí le hacemos la guerra la ciudad de París le haya entregado las llaves de oro”. Otro que mira al dedo que señala la Luna. Usted lo ha dicho, Rafa se merece las llaves de los 8.119 municipios de España, sean del metal que cada uno de ellos pueda permitirse, de la catedral de Palma por si le petara solicitar ser enterrado allí y de la propia Universidad Balear, incluso del domicilio particular del cuitado catedrático de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial, pero lo del doctorado... Para estas cosas hay otras distinciones como las medallas que casi siempre dicen ser de oro ¡A ver si va a ser pernicioso tanto contacto con el razonamiento de las máquinas!

Cierto es que la distinción académica que nos ocupa ha sufrido un proceso mundial de devaluación (una interesante reseña, en inglés, Ana, de algunos doctorados polémicos se encuentra aquí) pero ya se sabe lo que ocurre con el mal de muchos. Y, además, cuando estás bien colocado en los ránkings de excelencia puedes permitirte cosas que no están al alcance de los que no. Como también cuando eres Rey caben cosas vedadas al resto de los mortales, ¿o no?

La enorme importancia que ha cobrado el deporte en la escala de valores dominante se pone de manifiesto en la existencia de notables antecedentes de doctorado de afamados deportistas. Uno de los mas curiosos es el que recibió el piloto Valentino Rossi. Este campeonísimo al que solo ha frenado otra “armada española” ha recibido varios apodos a lo largo de su carrera como Rossifumi, Valentinik, GOAT (siglas de “Greatest Of All Time”, pero que es notorio que en inglés significa cabra), si bien el que se ha asentado con el tiempo es “el doctor”, un apelativo que luce habitualmente en su indumentaria rotulado en inglés. Lo cierto es que desde el año 2005 lo hace con toda propiedad puesto que ese año fue nombrado Doctor Honoris Causa en Comunicación y Relaciones Públicas por la Universidad de Urbino, su ciudad natal. No busquen esa institución en la cabecera de las clasificaciones mas habituales. El piloto suele bromear sobre el origen de su apodo con la abundancia de doctores Rossi que hay en la medicina italiana y utiliza en su merchandising personal diversas caricaturas caracterizado de médico.

No es fácil rastrear la implantación en las universidades españolas de la que, aunque ya lo dudamos, ojalá solo sea una moda.

El pasado año fue significativo el caso del jugador de baloncesto José Manuel Calderón que fue investido con la mayor distinción académica de la Universidad de Extremadura en la Facultad de Ciencias del Deporte. Al menos hay cierta coherencia, si cabe tal facultad al margen de la de Medicina, ya me dirá usted a quien van a conceder su honores. "Hoy es un día histórico para Ciencias del Deporte pues en España son escasas las propuestas para doctor Honoris Causa en el ámbito académico" nos cuentan las crónicas que dijo en el acto el padrino del doctorando, Sergio Ibáñez Godoy, catedrático del área de Educación Física y Deportiva. Pues sí, pocos y ya ve usted el perfil que escogemos. A seguir haciendo ciencia.

El caso es que con tan pobre universidad y en una sociedad en la que el márketing resulta tan importante parece difícil evitar que los dirigentes universitarios busquen hacerse hueco en los medios de comunicación a través de este tipo de maniobras en vez de por los resultados de la labor investigadora o formativa de sus instituciones. Qué triste es que se tenga que recurrir a los famosos para intentar prestigiar la institución.

Quizá el máximo exponente de ese fenómeno es Mario Vargas Llosa, con la diferencia de que en el caso de este colosal comunicador se conjugan perfectamente fama y prestigio. No es fácil precisar la cifra de honores recibidos por quien posiblemente ostente el “Récord Guinness” de los doctorados honoris causa porque la relación de distinciones de su web oficialque registra 58, solo está actualizada hasta el final del año 2012. En una busca rápida hemos encontrado, ya en 2013, tres nuevas concesiones, así que podemos asegurar que acumula mas de sesenta. ¿Será capaz de recitar las universidades de corrido? Y qué duro debe ser encargarse de mantener el artículo de la Wikipedia dedicado al escritor mas premiado de la historia porque la única versión en una  lengua principal que hace referencia al dato es la francesa (enlace) que abandonó la cuenta en cuarenta. Quizá la auténtica medida del éxito, amén del dinero, sea llegara a ser incapaz de llevar mentalmente la relación de los premios recibidos.

En todo caso, Rafa, tu a lo tuyo, y mientras no le den a Vargas Llosa el Laureus (2), tu sigue dando calabazas a los rectores oportunistas.

¡Ah! y sigue peleando para traerte a España la sede de un Master 1000.




(1)    A este asunto de la proliferación de los galardones hemos dedicado los apuntes “Qué, ¿nos premiamos?”  y “Las sospechosas escobas de metales preciosos”. Cada cual tiene sus obsesiones.

(2) Este año está cantado que va a llevarselo Vettel (el que olvidó el significado de "multi 21", ya saben) algo que posiblemente ya se conocido cuando lea estas líneas. Este año se entregan en Kuala Lumpur a partir de las 14:00 (hora española) de hoy. 



lunes, 24 de marzo de 2014

Tantas sentidas declaraciones y no aprendieron nada

Aun a riesgo de aumentar su empacho del revival de Transición que estamos viviendo, ¿cuántas veces han escuchado en las últimas horas lo de “puedo prometer y prometo”?, o ese bastante horrible “a nivel de calle”, vamos a dedicar unas líneas a la muerte de Adolfo Suárez. Lo hacemos, sobre todo, porque cuando casi todo el mundo se siente impelido a decir algo, cómo canta lo vacuo de tantas palabras huérfanas de hechos coherentes.

-  ¿Qué hechos Sofi?

Cuando hay general consenso en que la gran habilidad de Suárez fue su capacidad para pactar, hasta con el diablo añadiría alguno, qué poco se demuestra por la vía de los hechos la presunta admiración hacia la “magia” que impidió el descarrilamiento de la Transición. ¿Hace falta recordar cómo está siendo el chavismo sin Chávez o el castrismo casi sin Fidel? Por cierto, que este fin de semana hemos constatado que Willy sigue sin cumplir su promesa de irse a vivir a Cuba. Y es que todavía tenemos por aquí una peña capaz de hablar de provocaciones policiales. ¿Qué categoría moral hay que reputar a quienes piden que se deje en libertad sin cargos a los miembros de la guerrilla urbana que se apoderó de las calles de Madrid?

-Sofi, que te vas de tema.

- Vale, vale.

Pues si la capacidad de pactar es el gran activo en el que se sustentó la Transición, y descartado pedir a tanto bocazas que pacte una salida al enfrentamiento que está provocando la cuestión del aborto, las famosas "dos Españas" en estado puro (aunque cierto es que en cuestiones morales las gentes intelectualmente honradas difícilmente pueden acceder a los pasteleos), al menos podían comprometerse a consensuar una Ley de Educación capaz de sobrevivir a un cambio del signo del Gobierno. Un hecho inédito en la Democracia española que va para cuarentona sin cumplir el mandato constitucional de dotarse de una Ley de Huelga. También podemos meter en esta carta a los "Diputados Majos", alguno habrá, que nos traigan una política de estado de inmigración, por citar un tema de rabiosa actualidad. Y que la policía no sea abnegada cuando la diriges tu y malvadísima cuando lo hace el de enfrente.


Todo lo demás es hipocresía. No estamos seguros de que así pueda descansar en paz quien tan eficazmente trabajó por una España mejor.


P.S.- Adjuntamos una portada de "Hermano Lobo" de marzo del 76 como ayuda para ponerse en situación sobre la Transición.

domingo, 23 de marzo de 2014

La reinterpretación de creatividades en las portadas de Playboy (8ª parte): cigarros.

Terminábamos el último apunte de esta serie con una primera muestra de la presencia de un cigarrillo en la portada del Plaboy francés (marzo 77). Este recurso había sido utilizado por primera vez en el número americano de noviembre del 61 en el que la llama destinada a encender el cigarillo que sostenía Susie Scott tomaba las formas del símbolo de la revista. Sin embargo, fue en noviembre del 73 cuando el concepto dio un salto cuantitativo para convertirse en un inequívoco símbolo fálico. Esperamos que coincidirán con nosotros en que la modelo Anne Randall no tenía ninguna pinta de ir a fumarse el puro con el que jugueteaba. En marzo de 1982 llegaría la tercera portada con fumadora en la que era Barbara Carrera quien sostenía un cigarrillo, esta vez ya encendido. Por último, en julio del 87 se produjo la que hasta el momento es la última presencia de un cigarro en la cubierta de la edición americana. Lo hacía en la boca de Bo Derek que promocionaba en aquel entonces la película “Bolero”. Aunque Bo fue portada en la mayor parte de las diez ediciones internacionales con las que contaba entonces Playboy, tan solo la versión española utilizó la misma imagen que la matriz, mientras que en ninguna de las restantes aparecía fumando.

Otras portadas de Bo Derek en Australia, Alemania, Holanda y Japón.

Aun habría una referencia posterior al tabaco a través de la pipa que sostenía en su mano en el número de marzo del 87 la modelo Janet Jones quien no tardaría en casarse con la gran estrella del hockey sobre hielo americano Wayne Gretzky. La pareja aparecería en el número de marzo-abril de 1997 de la revista "Cigar Aficionado" fumándose sendos puros".

La primera edición extranjera de Playboy que llevó a su cubierta una fumadora fue la italiana que en octubre de 1975 mostró a la actriz Elsa Martinelli auxiliándose con una larga boquilla. La edición francesa también volvería a servirse de un cigarrillo que puso en boca de Brigitte Nilsen en octubre del 86.


Un par de cigarrillos mas en las ediciones rusa (enero 2008) y croata (marzo 2014, bien fresco).

Con todo, lo mas frecuente ha sido el recurso a los cigarros puros que han aparecido en algún momento en numerosas ediciones internacionales. Las repasamos a continuación.
Alemania (marzo 77), España (diciembre 78) y Australia (noviembre 81)
Francia (noviembre 81), Holanda (abril 90 y noviembre 96) 
Hungría (octubre 2002), Rusia (abril 2009) y Brasil (agosto 2013)
Este fálico recurso también ha sido bastante habitual en otras revistas dirigidas al público masculino como podemos comprobar en un recorrido por algunas conocidas cabeceras que comienza con un ejemplo de 1964 de la desaparecida JEM.


Las revistas especializadas en cigarros también han llevado con frecuencia a sus portadas el cliché “chica con puro”, así en las de “Cigar Aficionado” hemos podido ver de tal guisa a famosas como Raquel Welch, Claudia Schiffer o Demi Moore.

La moda de las mujeres fumadoras de puros tuvo particular seguimiento en Estados Unidos durante la década de los noventa del siglo pasado, un hecho del que ha quedado constancia en revistas como la satírica Spy (octubre 94) con Madonna en su portada o la siempre atenta a las tendencias de actualidad “The New Yorker” (setiembre 96).

En diciembre del propio año 94 Madonna volvía a protagonizar una portada con puro en la edición japonesa de Esquire.

También Newsweek se preguntaba en 1997 si fumar cigarros era lo guay en aquel entonces. Para ilustrarlo utilizaba una foto de Jenny McCarthy en un posado del que la edición italiana de Maxim llevaría otra imagen distinta a su portada de marzo del 99. Un ejemplo mas de como se aprovechan las cosas en el mundo editorial.

Mucho mas infrecuente ha sido el uso de este cliché en las revistas dirigidas al público femenino. Una excepción es el numero diciembre de 2013 de la edición mexicana de Marie Claire en la que la justificación era recordar a María Félix. La tarea encomendada a Cindy Crawford ya se había visto en 2010 en la revista de moda y tendencias V magazine protagonizada por la modelo canadiense de origen polaco Daria Werbowy. Ahí tienen el original y las dos copias.


En otros casos como el del adjunto número de la versión rusa de Allure es una barra de labios la que hace el papel del cigarro. Claro que, ya puestos, la rapera Azealia Banks hizo ademán de fumarse un preservativo en Dazed & Confused (setiembre 2012). Aquí ya no hay sutilezas en la referencia fálica que también se ha visto considerablemente forzada en algunos comics como el adjunto ejemplar de 2001 de “El Víbora”.

Lo que resulta bastante llamativo es la falta de humo que se aprecia en la mayoría de las imágenes repasadas. Así que vamos a cerrar con una en la que ese difuso elemento contribuye a crear una atractiva composición que fue llevada a la cubierta de la revista Photo en enero del 79. A pesar de su antigüedad no debía resultarle desconocida al autor de la portada del número de abril de 2013 de la revista filipina Rogue. Además, pierde bastante cuando se prescinde del cigarrillo.



Adenda 24/6/14: Meghan Collison también ha jugado a fumarse una barra de labios. Lo hizo en la portada de la edición española de Harper´s Bazaar de diciembre de 2013.

Adenda 22/8/14: mas ediciones de Playboy siguen ingresando en el club del cigarro, este mes de agosto ha sido la italiana.