sábado, 30 de abril de 2016

Palabras de la 17ª semana con cachopo incluido



Comenzó la semana Fundéu recomendando utilizar la palabra quinua con preferencia a quinoa, quínoa o kinua, que también se consideran formas válidas, para referirse a la planta cuyas semillas han irrumpido con fuerza en la cocina actual. De hecho, cuando se dice quinoa casi sistemáticamente lo que se hace es referencia a sus semillas.

enlace al artículo
Y nos da que su recomendación lleva las de perder porque, guste o no, el inglés adaptó esta palabra de nuestra lengua como quinoa cuando nosotros habíamos sido mas fieles al original qechua kínua. A partir de ahí la supervivencia de la forma tradicional del español lo tiene complicado. A ver cuantos etiquetados encuentra con una y otra. Ya ven, les mandas de vacaciones al niño y te lo devuelven con otro nombre. Hay que jo...Pero las cosas son como son y junto a estas líneas puede verse como aparecía escrita ese mismo lunes en la portada digital del diario “El Mundo”.

El suplemento Verne de El País también acudió puntual a su septenaria cita con las palabras en desuso. Y un blog asturiano no puede sino destacar y celebrar que el artículo titulado “25 contundentes, convincentesy cautivantes palabras con la C” comience criticando la ausencia del diccionario académico de la acepción gastronómica de cachopo. Un vocablo que para nuestros cuidadores del lenguaje tan solo es el “tronco seco y hueco de árbol”. Habrá que invitarles a unas de las jornadas gastronómicas específicas que se celebran incluso en Madrid y a ustedes, si no lo han hecho ya, a leer nuestro apunte "We came for the football, we stayed for the cachopo".

Derivadas del productivo prefijo caco- (malo) se citan cacoquimio, el enfermo de tristeza, aunque también es aplicable a quien padece caquexia (desnutrición extrema), y cacosmia que vale tanto para el olor fétido como para el padecimiento consistente en una percepción anormal de los olores. Hicieron bien en no cebarse con estos un pelín malsonantes términos, una familia que cuenta con otros significados miembros como cacología o cacografía y alguno ya bastante mas conocido como cacofonía que claramente no procede incluir en una lista de palabras poco usadas. Añadiremos que una que no figura en el diccionario es cacodilo, el compuesto tóxico orgánico de arsénico al que Berzelius bautizó así por su olor nauseabundo.

Nos ha llamado la atención la abundancia de términos poco apreciativos, cuando no abiertamente despectivos, incluidos en la selección: caganidos, camandulero, camastrón, carrancudo, catacaldos, cenaoscuras, cócora, combluezo cuajaenredos.

Pese a esa abundancia, vamos a quedarnos como palabra favorita de esa lista la muy descriptiva ciegayernos que es la "cosa de poco valor que aparenta tenerlo grande". Maravilloso esposaje lingüístico. Y es que coincidirán con nosotros en que es inaceptable en tan políticamente correcta sociedad como la nuestra que maridaje campe en solitario en el habla de todo comidista que se precie. Así que habrá que ir pensando en llevar al diccionario su contrapartida. Con carnes maridaje y con pescados esposaje, ¿o mejor al revés?

El martes publica su comentario neológico semanal el Centro Virtual Cervantes que se ha ocupado en esta ocasión del sintagma violencia de género. Un artículo con innecesaria abundancia de referencias sobre su uso desde el primer registro fechado en 2003 y falto, en nuestra opinión, de análisis de la evolución del concepto, así como de su encaje lingüístico con otras violencias asociadas a la convivencia. Un asunto al que este blog trató de hacer una modesta contribución el pasado mes de noviembre con el apunte "Los olvidados y olvidadas de la violencia doméstica".

El propio martes Fundéu dedicó su apunte a criticar el abuso que hacen algunos informadores del verbo abordar por lo que nos recordaron que las cuestiones también pueden tratarse, plantearse, discutirse debatirse y, adicionalmente, los documentos e informes se elaboran, redactan, escriben o publican. ¡Viva la diversidad!

Al día siguiente estuvieron mas bien sositos con la recomendación de usar la sigla IA para la inteligencia artificial y no la inglesa IA de artificial intelligence. Y es que una vez metidos en inteligencias podían haber seguido con alguna recomendación para aplacar el abuso del término smartphone. Vale que el jueves dedicaron su esfuerzo a combatir el anglicismo mailing proponiendo alternativas como buzoneo, correspondencia masiva o envío masivo (de correspondencia o propaganda). Nuevamente lo tienen difícil porque, además, el buzoneo, que está presente en el Diccionario académico desde 1992 (buzonear: ‘repartir publicidad o propaganda en los buzones de las casas particulares’), se aplica a los envíos que, contrariamente a los mailings, no están personalizados. Importante matiz en términos de técnica de ventas. No es lo mismo.

Vamos a terminar acercándonos hasta el "Laboratorio del lenguaje" del Diario Médico que esta semana dedicó un apunte al neologismo gamificación que remite a otro, en nuestra opinión mas interesante, dedicado a la misma cuestión en 2012 (enlace). Curioso esto de las terapias basadas en juego para las que nos gusta mas el término ludoterapia, aunque hay quien aplica distintos matices a una y otra. Y eso sin contar con que es término que invita a pensar en el tratamiento de la ludopatía. Que decida nuestro médico como quiere llamarlo.

Lo que parece claro que las palabras raras están de moda porque ayer mismo ese laboratorio medicolingüístico nos daba cuenta de la actividad del grupo RAE poética (@raepoetica) con una recopilación de sus tuits. Si pinchan este enlace descubrirán cosas como que el español tiene un verbo para describir la acción de "besar aun animal debajo del rabo", sorrabar, o que en Costa Rica samuelear es "contemplar o tratar de ver furtivamente o con disimulo las partes sexuales o los muslos". Del epónimo voyeur llamado Samuel apenas hemos encontrado mas rastro que este.


Les dejamos porque estamos al filo del prudente límite de las mil palabras y tenemos que investigar por que se "encubaba" a los parricidas con un gallo, una mona, un perro y una víbora.





viernes, 29 de abril de 2016

Cuerpos metalizados (I)

Hoy vamos con el cliché del cuerpo no ya con simples aplicaciones de pan de oro como las que veíamos en el apunte de antes de ayer, sino completamente pintado del apreciado color. Este concepto se hizo popular con la película Goldfinger (1964) en la que la dorada imagen de Shirley Eaton no solo aparecía en algunos carteles del film, sino que también compuso una de las mas famosas portadas de Life cual es la fechada el 6 de noviembre de 1964.

No puede negar su parentesco con la misma la protagonizada por Kate Moss en el numero de diciembre 94-enero 94 de Esquire. La chica de oro de la moda aparecía fotografiada por Thierry Le Gouès con un titular a cargo de hacer esa imagen aceptable para los pacatos usos de los quioscos norteamericanos americanos, así que añadimos esa foto sin mutilar y, de propina, otra imagen mas de aquel reportaje.


Otra famosa que se ha dejado tentar por el cliché es a actriz Charlize Teron, aunque en este caso sea una obligada consecuencia de su condición de anunciante del perfume J´Adore.



Apenas hay portadas con imágenes del reportaje al que pertenece esta última imagen, pero una excepción es el número de diciembre de 2009 de la revista turca Tempo (1)

Hay mas revistas que han recurrido al oro, pero el listón marcado por las ya vistas no es fácil de superar como puede comprobarse en el intento a cargo de Pascale Craymer publicado en la revista loaded de junio de 2014. La que sí nos parece destacable entre las otras dos tapas adjuntas es la reproducción de la Copa del Mundo de fútbol que compuso la edición alemana de Playboy para el número de junio de 2014. No cabe duda de que se lo curraron. 

 
 

Una ejecución menos elaborada del mismo concepto había sido realizada en el también mundialista año 1988 por la revista Loaded para su número de julio con la Spice Gir Mel C en plan dorado trofeo.

En el interior de la revista fundada por Hugh Hefner también ha habido algún dorado, sirva como ejemplo el un tanto viscoso reportaje de April Summers, conocida en su casa como Nadia Foster, fotografiada por Davide Esposito. Aparecido por primera vez en el el número de agosto-setiembre de 2010 de la edición francesa, luego lo ha hecho en otras varias.
 
 


La pasta dorada ha tenido alguna aparición mas como es el caso del número de septiembre de 2011 de la edición húngara, pero en propiedad ya no cabe hablar de cuerpos dorados.

 
También procede documentar un poco mejor la presencia de Olga Seryabkina en el número de Maxim ruso cuya portada veíamos en el apunte "Oro parece, ¿copia no es?" . La reproducimos ahora acompañada de una imagen que pone de manifiesto las presuntamente photoshópicas desapariciones de las bragas ocurridas en ese reportaje.



Ese pintado inacabado de la portada nos trae a la memoria la de Ria Antoniou en el número de diciembre de 2008 de la revista griega NitroContinuamos con algunas interpretaciones del asunto basadas en planos cortos como la de la portada de Penthouse Forum de diciembre de 1974 o la de la revista Chic de julio de 1980. Aunque para uso instrumental del cliché, o si quieren machista, por mas que tratándose de Bond eso sea puro pleonasmo, el de la imagen firmada por Annie Leibovitz para la portada de Vanit Fair de noviembre de 2012.

 
  

Este es un cliché que no ha tenido ejecuciones masculinas de particular interés, si acaso cabe traer aquí la humorística interpretación del showman Weird Al Yankovic en la revista GQ. Reservamos para la próxima entrega otra realizada en clave de humor.

Otra mas puede ser la cubierta de Entertainment Weekly de febrero de 2015 con Neil Patrick Harris presentando su candidatura a los Óscars. Ya metidos en primeros planos, pasamos a la plata con Naomi Campbell fotografiada por Seb Janiak en 1997 con un estilismo que inevitablemente trae a la memoria los sexy robots que el artista Hajime Sorayama popularizó a partir de un primer libro publicado en 1983.

La edición italiana de Max utilizó para su portada un plano un poco mas largo que la francesa Photo mientras que El País Semanal colocó a la modelo en su portada del 9 de febrero de 1997 el pedazo de biquini que puede verse mas abajo comparado con una fotografía del reportaje original.

 

No podía faltar la versión de la muy mediática Kim Kardashian, un buen ejemplo de ese moderno concepto de la famosa por ser famosa, que posó forrada de plata para el número de noviembre de 2010 de la revista W. Les mostramos a foto estrella del reportaje en sus versiones para casi todos y para menos públicos. Debajo otra de las poses que inspiró una parodia a cargo del artista Bert Rodriguez en la revista Miami New Times.


 
Y si no fuera porque sabemos que las fotos de Mark Seliger son anteriores, bien podríamos haber pensado que la inspiración le había llegado a la norteamericana en la neoyorquina presentación de la colección de joyas 2BHAPPY de Lorraine Schwartz que contó con una tan alta y bella como paciente (2) modelo metalizada en plata.

Si retrocedemos en el tiempo encontramos algunos interesantes ejemplos a cargo de Jon Stevens: la portada del número de marzo de 1973 de la revista francesa de fotografía Zoom y la protagonizada por la modelo Catherine May para el semanario Screw.







La adjunta cubierta de la edición italiana de Photo data del año 2002 y es obra de Guido Argentini. Pero este fotógrafo merece un apunte independiente porque ha hecho honor a su apellido trabajando durante años sobre la imagen de los cuerpos plateados. Anticipamos otra muestra de su trabajo que fue portada de la revista Supermodel y un enlace a un tablero de Pinterest. Debajo una portada de la edición griega de Max junto a una creación de Argentini que parece clara inspiradora de la misma y fue portada de varias ediciones de Playboy comenzando por la francesa en marzo del 99 (ver otras portadas).


 

Como se ha visto la metalización en plata no suele asociarse con Bond, por ello no deja de ser una rareza la adjunta cubierta de 1987 de la desaparecida revista francesa Newlook que dejó, además, a la moza bastante escasa de recubrimiento.

En la recta final vamos con algunas famosas nacionales que también han entrado a este metálico asunto. Tal es el caso del dorado posado de Maribel Verdú para el número de Harper´s Bazaar de abril de 2015. El motivo fue el estreno de la película "Felices 140" de Gracia Querejeta. En ella la donostiarra interpreta a una ganadora del Euromillón que se convierte en víctima de las conspiraciones de sus adllegados para quedarse con el premio. A su lado vemos a Paula Vázquez en Interviú y esperamos que coincidan con nosotros en que la cosa se quedó en un color un poco inclasificable.


Puestos a buscar variantes cromáticas nos quedamos con la imagen de Beyoncé en la portada de la revista  Flaunt  de julio de 2013, aunque las fotos tomadas por Tony Duran son de 2011. Y el siguiente paso ya es ceñirse una broncínea creación como la diseñada por el artista Allen Jones que fue lucida por Kate Moss en una portada de la revista Pop del año 2013. Esa metalizada prenda data del año 1977 y ya había sido comercializada como póster. La diferente perspectiva de la foto inferior deja claro que es una auténtica arma punzante que fue desactivada en la versión de la prenda que colocaron a Tory Amos en la portada de la revista Q de mayo de 1998 que puede verse debajo.


Un tratamiento corporal un poco mas liviano que el de Beyoncé lució Dasha Astafieva en la portada de la revista ucraniana XXL que compartió en mayo de 2014 con sus compañeras del conjunto musical NikitA. Esto fue antes de convertirse en playmate y ceder sus desnudos en exclusiva a la revista americana (algo que, por cierto, incumplió con un nuevo reportaje para XXL). El calendario de 2015 de esa revista, que puede verse íntegramente aquí, se basó en los cuerpos metalizados y repescó alguna imagen de ese reportaje. Cerramos el apunte con un electrizante gif del metalizado posado.


 
 
 








(1) Una imagen que ha sido replicada en versión "yo prefiero el bronceado" por la rumana Mihaela Rădulescu.



(2) La justificación del adjetivo:







Adenda 8/16: el número de julio-agosto de la edición ucraniana de Playboy ha incluido un metalizado reportaje de Polina Logunova. Enlace a mas y mayores imágenes.

 



Adenda 7/17: Hustler ha recuperado en su número de julio de 2017 un dorado reportaje fotografiado por Clive McLean en 1982. Esto es lo que podemos enseñar del mismo:


En el número de agosto 2017 del GQ británico puede verse a una metalizada Cara Delavigne fotografiada por Mariano Vivanco. Más sobre esa revista aquí.