martes, 27 de junio de 2017

El oteador de clichés en las portadas (7): juegos con manzanas



Comentábamos en el apunte Revista de portadas de junio (1ª parte): el glam la curiosa recuperación del juego de 'pescar' manzanas con la boca (apple bobbing) típico de Halloween realizada por la edición alemana de la revista Numéro. Una pieza del fotógrafo Torbjørn Rødland Berlin con la modelo Salem Mitchell como protagonista que vuelve sobre una creatividad que fue bastante popular en otros tiempos como ilustrábamos entonces con dos portadas: la revista Redbook de octubre de 1933 y la del Saturday Evening Post de ese mismo mes de 1943 ilustrada por John Hyde Phillips.

 

De 1927 es el adjunto número de Modern Homemaking que luce una ilustración de G. Scott. Y nuevamente de octubre de 1933 es la adjunta versión infantil de Good Housekeeping, una creatividad que cuenta con otros antecedentes como el que puede verse en The Farmer´s Wife de noviembre de 1926 o la versión realizada por J. C. Leyendecker para The Saturday Evening Post de noviembre de 1913.

La primera tapa protagonizada por una pareja adulta que tenemos identificada es la de la revista Liberty de octubre de 1927, ya se ve que siempre estamos en las proximidades de Halloween, cuya ilustración es obra de Leslie Trasher.


 
 

Saltamos a 1981 para contemplar la curiosa adaptación del cliché realizada por National Lampoon con Adán y Eva como protagonistas. A su lado otra forma de tentación en la versión del gran creador de pin-ups que fue Gil Elvgreen que colamos aunque, hasta donde sabemos, no haya sido portada. Una ilustración fechada en 1957 que se titula 'The Winner (A Fair Catch)', o sea, 'La ganadora (una buena captura)'.



En el número de la publicación The Country Gentleman del 1 de noviembre de 1919 se mostraba otra modalidad del juego que se realiza con una manzana suspendida. A su lado una versión infantil en la revista Playmate de octubre de 1949.

Collier´s recurrió en 1946 a la mas pícara versión en pareja de esta diversión que también inspira la portada que cierra la colección con la que El País estrenó en 2015 el suplemento Tentaciones. Pero ese ya es otro juego.

 

Para finalizar tan solo insertar un enlace al 'oteo' precedente que iba de máquinas de picar carne.




lunes, 26 de junio de 2017

CLIPDA CLXI: los gorilas de Frémiet


Emmanuel Frémiet (1824 - 1910) fue un escultor francés que hoy es particularmente recordado por sus representaciones de animales realizadas con un minucioso estilo naturalista. Una de sus obras mas polémicas fue la titulada 'Gorila llevándose a una mujer' que recibió una medalla de honor en el Salón de París de 1887 al que fue presentada fuera de concurso con la zoológica inscripción "Troglodytes gorilla (Sav.) du Gabon".


Pero ya en 1859, el año en que Darwin publicó su 'On the Origin of Species by Means of Natural Selection', Frémiet había presentado al famoso Salón parisino una pieza titulada 'Gorille enlevant une négresse' (Gorila llevándose una negra). El que hoy se nos hace racista título no pretendía sino hacer mas aceptable para aquella sociedad la crudeza de la escena, pero no consiguió evitar que fuera rechazada por el jurado. Téngase en cuenta que los intimidantes gorilas habían sido descubiertos pocos tiempo antes, tan solo había sido en 1847 cuando Staughton Savage y Jeffries Wyman denominaron Troglodytes gorilla (Savage) a la nueva especie de la que todavía no se había visto en la capital francesa ningún ejemplar vivo cuando el escultor presentó su creación. A continuación mostramos una comparativa de ambas piezas. 


La intervención del Conde de Nieuwerkerke, un gran admirador de Frémiet que era administrador de Napoleon III, consiguió que se buscara un hueco para la rechazada pieza a la entrada de la exposición de esculturas. Allí se exhibió detrás de unos cortinajes que, en palabras de Baudelaire, "excitaron la curiosidad del público" y acabaron por acrecentar las visitas que se pretendía disuadir con ese tapado.

De aquella creación solo queda rastro en forma de fotografías como la adjunta en la que puede apreciarse la inscripción 'gorila hembra' ('gorille femelle') con la que se trataba de evitar, sin demasiado éxito, las interpretaciones libidinosas. En este sentido cabe recordar que Baudelaire habló abiertamente de violación en su crítica publicada en la Revue française (Pourquoi pas un crocodile, un tigre, ou toute autre bête susceptible de manger une femme ? Non pas ! songez bien qu’il ne s’agit pas de manger, mais de violer).

El gorila no podía faltar en los 'salones cómicos', entonces muy populares, sobre los que versa nuestra serie de apuntes CaricaturArte. La viñeta que puede verse a continuación (enlace a la plancha original en la colección del Petit Palais parisino) pertenece a la maqueta del titulado "Nadar jury au Salon de 1859" realizado por Gaspard-Félix Tournachon más conocido por el sobrenombre de Nadar




Debajo puede verse una famosa fotografía de la versión de 1887 que en España fue publicada en el número del 7 de noviembre de La Ilustración Artística. A su lado el croquis que el autor incluyó en una carta enviada en 1906 al director de la National Gallery de Victoria (Australia), Bernard Hall (enlace a un muy documentado artículo de Ted Gott, en inglés, del que hemos tomado prestada esa imagen).

 

Proseguimos con dos ejemplares del Journal des Voyages fechados el 10 de mayo de 1885 (fuente) y el 31 de enero de 1909 (fuente) que nos sirven para poner de manifiesto como prendió en el imaginario de la época el cliché del gorila secuestrador de mujeres. 

 

Vamos ya con el repaso de algunas recreaciones de la polémica escultura. La mas antigua que conocemos es una ilustración de Homer Davenport publicada en 1898 en The New York Journal. Se trata de una crítica del llamado "crokerismo", las prácticas caciquiles que ejercía en Nueva York el político Richard Croker.
Adjuntamos una comparativa con uno de sus retratos que permite apreciar como Davenport dotó a su gorila de una recortada barba que evocaba la del aludido. La mujer secuestrada representa la democracia como se encarga de poner de manifiesto un oportuno rótulo, mientras que la flecha etiquetada “George” es una referencia al político Henry George. La serpiente cuya cola asoma bajo el pedestal lleva el nombre de uno de los mas destacados secuaces de Croker llamado Thomas F. Grady.

En 1939 Bernard Partridge retomó la idea en la revista Punch con una ilustración en la que convirtió al gorila en un trasunto de Hitler. Este secuestraba a la mujer convertida en representante de la libertad que en este caso contaba con un armado valedor representativo de John Bull, la personificación del Imperio Británico.

Entre los dos anteriores se publicaron otros ejemplos del cliché como el de la segunda década del siglo XX que cierra la siguiente serie que convirtió al propio John Bull en el brutal secuestrador de Grecia.

 

La última ilustración procede del semanario alemán Kladderadatch cuyo nombre es la onomatopeya de un golpe, como en inglés es crash. En el número publicado el 30 mayo 1920 pudo verse otra parodia basada en una perspectiva diferente. En ese caso se trataba de una racista referencia a los fusileros senegaleses que Francia estacionó en el Ruhr tras la Primera Guerra Mundial. El pie los califica como Schwarze Terror (terror negro), pero la referencia habitual a esas tropas fue Schwarze Schmach (vergüenza negra; mas sobre eso).

 

Una metáfora similar representada ya con un distanciamiento formal del modelo de Frémiet fue utilizada en el cartel de reclutamiento de la Primera Guerra Mundial que publicitaba el lema "¡Destruid esta bestia loca! ¡Alistaos!". Este es el podría haber servido de modelo para la portada de Vogue de abril de 2008 protagonizada por la modelo Giselle Bundchen y el jugador de baloncesto Lebron James. Una imagen que generó considerable polémica porque hubo quien la consideró racista, pero si lo hubieran hecho con blanco y negra imaginamos que las críticas habrían sido aun mas feroces. 

 

Otra versión del concepto fue utilizada en el cartel de la película americana Armenia violada (1919) que mostramos junto a una imagen tomada en diciembre de 1941 por Nikolai Khaldogin en la sitiada Leningrado. Un cartel con el lema "¡Destruid a la bestia alemana!" que no se ha conservado pero fue replicado (enlace) para una producción televisiva rusa sobre la Segunda Guerra Mundial.


El concepto ha tenido múltiples variantes entre las que también cabe destacar el cartel de propaganda fascista realizado en 1942 por Gino Boccasile. En este el simio representa al ejercito americano arrasanado las joyas culturales de la vieja Europa. A su lado una truculenta portada  realizada por J. Allen St. John para el libro The Monster Men de Edgar Rice Burroughs publicado en 1929, aunque la historia había aparecido en noviembre de 1913 en la revista All-Story con el título "A Man Without a Soul". Y en esa misma publicación vio la luz en 1912 el personaje Tarzán, también creado por Burroughs, cuya vinculación con los simios dio lugar a piezas promocionales como la de la película "Tarzan of the Apes" (1918) que completa la siguiente serie.  

 

La iconografía de King Kong  cuya primera versión cinematográfica data de 19933, también haría uso de un cliché que antes ya había sido utilizado el cine, con proporciones mas realistas, en la película de terror muda 'The Gorilla' (1927). Debajo el cartel de la película de 1935 'The Gorilla Woman' que también se ha exhibido con otro títulos como 'Forbidden Adventure' y 'Angkor'. Lo mostramos emparejado con el del film de serie B 'The bride and the beast' (1958).

 
  

Concluimos esta recopilación de simiescos raptos iniciada por Frémiet con dos números de la revista All Top fechados en enero y mayo de 1949.

 







P.S.- Otra notable pieza del mismo escultor, pero bastante mas brutal, es el "Orangután estrangulando a un salvaje de Borneo" (1895) encargado por el Museo Nacional de Historia Natural de Francia. Esta no ha tenido muchas recreaciones.







domingo, 25 de junio de 2017

Las cifras locas


Como todos los años cuando llega el 'Orgullo', que este año es World Pride Madrid, la prensa se hace acrítico eco de los millones de visitantes que según los organizadores atrae este festejo a la capital de España. Para esta edición elevan la disparatada cifra a casi tres.

Por mucho que, a estos efectos, cuenten hasta los vecinos de Móstoles que cruzan divisoria municipal para divertirse, basta comparar esa cifra con los 75 millones de turistas extranjeros que España recibió el año pasado, o con las poco mas de ochenta mil camas hoteleras con que cuenta la capital, para concluir que, por mucho que aporte airbnb y sean de acogedores los amigos, la cifra es un sinsentido. Pero es una mentira que viene de antiguo como ya tratamos en su día en el apunte Un espíritu crítico (armado con una calculadora y algo de sentido común) lee el periódico. Y lo mas preocupante quizá sea la acrítica acogida que recibe por parte de los medios de comunicación. No dejará de influir algo en ello el auténtico miedo que hay a que pueda parecer que se rema en contra del movimiento gay&co. (2) Así que terreno idóneo para la llamada posverdad, hechos alternativos,... 

Tendría su interés hacer una lista con las cifras erróneas mas arraigadas. En los primeros lugares inevitablemente habría que colocar ese millón de muertos de la Guerra Civil que tanto popularizó la novela de J. Mª. Gironella que los utiliza como título. Hoy en día las cifras mas aceptadas de sobre la mortalidad derivada de tan sangrienta contienda, posguerra incluida, se sitúan en algo mas de la mitad de ese redondo millón de los que los muertos en combate no pasarían de 150.000. Añadimos un enlace a un desglose de esas cifras que sirve de contrapunto al realizado en el artículo Víctimas de la Guerra Civil Española de la Wikipedia (1). Una disparidad que muestra lo improbable de llegar a contar algún día con unas cifras de consenso. 

Volvemos a la actualidad para reseñar un dato que, inopinadamente, hemos encontrado en un artículo sobre la presentación por parte de la firma Thyssenkrupp de la nueva tecnología de ascensores sin cables (el inalámbricos que utiliza El Mundo en su crónica nos parece bastante desafortunado). Y es que no deja de ser curioso habernos enterado ahí de que cada día se construyen en el mundo 87,5 kilómetros cuadrados de edificios. El tamaño de Manhattan, según nos ilustran (enlace a la noticia).

Un primer matiz sobre esto último. Aunque es cierto que administrativamente el distrito neoyorquino de Manhattan tiene esa superficie, en la misma se incluyen 28 km² de aguas interiores del territorio de Norteamérica, mientras que la superficie propiamente de la famosa isla es de 59,5 km². Así que nos hacen imaginarla casi un 50% mayor.

En cuanto al dato sobre los edificios que se construyen a diario, tenemos que poner de manifiesto que supera con dificultad el test del sentido común. Aun sin perder de vista que solo una parte será residencial, asignando unos generosos 20 m² por usuario (el opulento occidente solo alberga una pequeña fracción de la humanidad), resultan 4,375 millones de 'dotaciones' diarias que habilitarían espacios para unos 1.600 millones de personas cada año. Luego tardaríamos menos de 5 en renovar esas nocionales unidades de 20 m² de cada habitante del planeta. No nos convence mucho.

En todo caso, y estemos o no en lo cierto con nuestras dudas, ¿no podrían ejercitar un poco mas a los alumnos de las escuelas de periodismo en este tipo de contrastes?








(1) El artículo de la Wikipedia incluye ya en la introducción la sorprendente afirmación España, con más de 114 000 desaparecidos, es "el segundo país del mundo, tras Camboya, con mayor número de personas víctimas de desapariciones forzadas cuyos restos no han sido recuperados ni identificados". ¿No habrán oído hablar nunca sus autores, por ejemplo, de la Rusia de Stalin?



(2) Sobre esto de ir a contracorriente es interesante, y ciertamente valiente, el artículo de hoy en El País de Javier Marías titulado Más daño que beneficio. Se avecina polémica. 





sábado, 24 de junio de 2017

La lengua de la 25ª


Comenzamos el habitual repaso semanal con la columna de Alex Grijelmo titulada Palabras para luchar que comienza con un rotundo Algunas batallas muy justas se han impulsado con palabras raras. Y lo ejemplifica cuestionando en primer lugar si ese “género” que ahora tanto nos ocupa no habría tenido alternativas más claras y contundentes.

Donde le vemos un poco pasado de frenada es haciendo equivalente el fracking con la ruina montium (derrumbe de los montes) utilizada por los romanos. Cierto que ambas se basan en la fractura provocada por medios hidráulicos, pero basta comparar el paisaje de Las Médulas con el de cualquier moderna explotación de fracking para concluir que tienen características claramente diferenciales.

De la hidrofractura salta a la campaña etiquetada #MadridSinManspreading para la que ve mas oportuna la opción "despatarre". Estamos de acuerdo, sin perjuicio de que se nos hace llamativo que sea esa la conducta mas preocupantemente incívica que algún colectivo ha encontrado. Mas allá del notorio afán de fustigar al malvado macho, quizá lo que habría que hacer es recuperar el mas genérico "piense en los demás" que publicitaba hace ya muchos años la televisión. Añadimos enlaces a un par de ejemplos de aquellos anuncios: uno y dos.

El Martes Neológico se ocupó esta semana de la teletransportación, la imaginada tecnología que permitiría trasladar cosas de forma intantánea de un lugar a otro. Nuevamente un neologismo no tan neo puesto que en inglés ya se documenta teleportation en 1931. Un invento generalmente atribuido al escritor Charles Fort que trató el asunto en su novela Lo! Pero es llamativo que los vertidos mas directos al castellano teleportar y teleportación hayan alcanzado menos éxito. Añadir que D. Jorge Diz Pico da en su artículo un buen repaso a la presencia del término en los diccionarios, pues lo ha buscado, por cierto que sin éxito, hasta en el Diccionariu de la llingua asturiana.

Entre los neologismos mas frescos que hemos topado nosotros en la prensa vamos a reseñar la un tanto artificiosa composición millennipreneurs sobre a que pueden leer mas en Expansión.

Fundéu nos enseñó el lunes que 'calificado de' es preferible a 'cualificado de', apunte que fue seguido por una indicación de que el plural adecuado del bonaerense villa miseria es villas miseria. El miércoles tocó combatir anglicismos innecesarios recordando que la palabra amigable es la alternativa natural a friendly. Pero yerran en la ilustración que lo que muestra es otro concepto que transciende la amistad. No serán fáciles de sustituir algunos de las composiciones con el sufijo -friendly que proliferan en el lenguaje actual.

El que no era fácil de ilustrar es el apunte dedicado a promover el uso de la locución 'debido a que tiene' con preferencia al incorrecto 'debido a tener'. Estos casos siempre nos hacen pensar en la desaprovechada posibilidad de celebrar de vez en cuando algún concurso al efecto.

Predecible último artículo semanal con unas claves de redacción para el oficialmente llamado WorldPride 2017 en acomplejada asunción de una marca que ha llevado al abandono de la tradicional denominación española del 'Orgullo'.



Falsedades de ordenador es un artículo publicado en el Laboratorio del Lenguaje del Diario Médico que trata sobre el uso de algoritmos informáticos para generar artículos. Una lógica consecuencia de la nefasta práctica de valorar los currículos 'al peso'. Nos cuentan como el informático e investigador francés Cyril Labbé de la Universidad Joseph Fourier de Grenoble consiguió convertirse en el 21º científico más citado del mundo con la ayuda de un programa llamado SCIgen.


En el apunte posterior Fernando A. Navarro recomienda celebrar el centenario del nacimiento del economista y escritor José Luis Sampedro (1917-2013) con la lectura de su breve libro Monte Sinaí (1995). Una narración sobre sus vivencias en la UCI de cardiología del hospital Mount Sinai de Nueva York, donde fue paciente de Valentín Fuster.

Más sosa se nos ha hecho la entrada ¿Universidad Harvard o Universidad de Harvard? dedicada a uso de las preposiciones en los nombres propios de las instituciones de enseñanza.

La última que hemos leído esta semana en el blog médico es la titulada IntemerataJosé Ignacio de Arana aprovecha ese latín que significa no manchada y es título aplicado a la Virgen en la letanías con que finaliza el rosario para reseñar la pobreza de los superlativos del lenguaje actual. El que casi todo lo resuelve anteponiendo super-. Es lo que hay.

La polisemia del término nación sigue haciendo corre tinta. El exministro Margallo ha publicado en Abc una 'tercera' titulada ¿Es España una nación de naciones?, pero mas nos ha gustado el enfoque de Jorge Marirrodriga en el artículo de El País 'Bolivia, Baviera, Badajoz y los Estados Pontificios'. Quizá no solo por la meridiana claridad sino porque también entronca con algunas de las ideas que inspiran nuestro apunte ¿Y si Guardiola no fuera mas que un prototípico español medio? El lapidario final es un buen resumen de la exposición: 'Seamos sinceros y no sentimentales. Esto no va de naciones, sino de Estados'.

No queremos pasar por alto que el artículo también incluye una referencia a un asunto tan preocupante como es el equipo de que se ha rodeado el vacuo Pedro Sánchez que va derechito a instalarse en el sistemático "me opongo". Con colaboradores como esa afrenta a la importancia de la formación que es Adriana Lastra, la flamante vicesecretaria general del PSOE a la que se atribuye el grouchesco Asturias es un Principado de Asturias, pero sin embargo nosotros somos un Reino y usted sabe perfectamente que Reino y Principado son dos formas de gobierno distintas”.

Y como la semana pasada no pudimos mostrar el cartel de la Semana Negra de Gijón porque aun no había sido presentado, subsanamos hoy esa omisión utilizando como colofón la interesante creación de Carmen Solé. Una pena que las tardías fechas en que se ha hecho público limiten su capacidad para cumplir la genuina misión de estas piezas que no es otra que atraer visitantes a lo publicitado. 








P.S.- Abundando en el asunto de las naciones, prohibido dejar de leer el breve artículo Placebos de Fernando Savater.






viernes, 23 de junio de 2017

Arte por delante y por detrás


Hace ya mas de una año que dedicamos el apunte titulado Por delante y por detrás a las composiciones, las más de las veces fotográficas, que muestran una doble imagen frontal y trasera de sus protagonistas. Y dada la abundancia de material gráfico allí incluido, solo las portadas son una treintena, pasamos por alto hacer referencia a los antecedentes de esa idea que han podido verse en el mundo del arte.


Vamos a subsanar hoy aquella omisión comenzando con uno de los ejemplos más famosos cual es el retrato del Enano Morgante (ca. 1553) realizado por Agnolo Bronzino que se exhibe en el Museo degli Uffizi de Florencia. Se trata de una doble representación del bufón mas famoso de la corte de Cosme I de Medicis, el realmente llamado Braccio di Bartolo a quien impusieron como sobrenombre el del personaje que da título a un poema épico sobre las hazañas de Carlomagno escrito por Luigi Pulci. Con esa obra Bronzino trató de demostrar la capacidad de la pintura para emular la vista mas completa que ofrece la escultura. Y no deja de ser curioso que el emplazamiento de la estatua mas famosa del retratado, el Bacchino (pequeño Baco) de los Jardines de Boboli realizado en 1560 por Valerio Cioli, no explote la multiplicidad de puntos de vista que admite la escultura al no permitir contemplar su espalda.


En el Museo del Louvre puede contemplarse el 'David y Goliat' (1550-1555) que pintó Volterra (Daniele Ricciarelli, universalmente conocido por el nombre de su lugar de nacimiento) para el erudito florentino Giovanni della Casa. Este se lo encargó para ilustrar un tratado de arte en el que no faltaba el debate, muy vivo en el siglo XVI, sobre los respectivos méritos de la pintura y la escultura.


Saltamos al siglo XVIII para contemplar la "Monja arrodillada" (1731) de Martin van Meytens que está expuesta en el National Museum de Estocolmo. Adviértase en la imagen frontal la voyeurística presencia.

 

Una significativa serie de obras de esta tipología del siglo XIX es la formada por las piezas sobre Pigmalion y Galatea realizadas entre 1890 y 1892 por Jean-Léon Gérôme. Incluso cuentan con una versión escultórica que puede verse en el Castillo Hearst de San Simeon (California). Es significativo que la contribución del artista francés al debate entre las limitaciones de pintura y escultura se resuelva con la fusión que supone la representación pictórica del trabajo de un escultor.

En cuanto a la escena representada, recordemos que es la leyenda de la mitología griega que el poeta romano Ovidio narra en el Libro X de "Las Metamorfosis". La que cuenta como el solitario escultor Pigmalión se enamoró de la estatua de marfil que había creado y como Venus le recompensó dando vida a su obra. Así lo cuenta Ovidio:

Pigmalión se dirigió a la estatua y, al tocarla, le pareció que estaba caliente, que el marfil se ablandaba y que, deponiendo su dureza, cedía a los dedos suavemente, como la cera del monte Himeto se ablanda a los rayos del Sol y se deja manejar con los dedos, tomando varias figuras y haciéndose más dócil y blanda con el manejo. Al verlo, Pigmalión se llena de un gran gozo mezclado de temor, creyendo que se engañaba. Volvió a tocar la estatua otra vez y se cercioró de que era un cuerpo flexible y que las venas daban sus pulsaciones al explorarlas con los dedos.

 





Nota: documentado este apunte hemos dado con un artículo de la Wikipedia titulado Double-sided painting. Y por mucho que esté etiquetado como un stub pone de manifiesto que la muy útil enciclopedia internetal tiene contenidos que realmente la desmerecen.