miércoles, 30 de noviembre de 2016

Llamando a un taxi desde la portada de la revista The New Yorker


Mientras escribíamos la reciente entrada "Gord@s & flac@s" reparamos en lo llamativo que resulta el número de portadas del semanario The New Yorker inspiradas en una acción tan trivial como es la de llamar un taxi. Y lo que ya no cabe embutir en un solo apunte son las numerosísimas en que aparecen representados esos vehículos de servicio público. Así que tan solo vamos a repasar hoy cómo se para un taxi en Nueva York según esa publicación. 

Tras la ya vista aplicación de ese cliché por parte de Ian Falconer a la adaptación de un modelo de ropa a muy diferentes perchas corporales, vamos con otras dos brillantes piezas que ya hemos mostrado en el apunte El rebrote de la cuestión racial en USA

 

El resto de la colección de llamadas de taxi lo presentamos en orden cronológico inverso sin mas explicaciones. Hoy poco rollo.

 
 
   
  


Una observación final. Igual les ha llamado la atención, como a nosotros, que hasta la década de los ochenta la escena fuera interpretada exclusivamente por personal de servicio que, sin embargo, ya no aparece en ninguna de las versiones posteriores.




martes, 29 de noviembre de 2016

Cinco cines; think on cine-mas


Tras mas de un año dando vueltas por España, con motivo del Festival de cine de Gijón ha recalado en los Jardines del Náutico de esa ciudad la exposición fotográfica "Platea. Los fotógrafos miran al cine". 40 variopintas imágenes entre las cuales queremos hacernos eco de algunas de las que hacen memoria de lo que han sido las salas de proyección.

"Animatógrafo do Rossio" (1974) de Miguel Ángel Mendo

Barcelona (1975) de Jordi Socías

"La puerta del cine. Galicia" (1956) de Ricard Terré

"Cine Imperial, Benavides de Órbigo" (2007) de Gerardo Custance
"Cine Callao, Madrid" (1958) de Francesc Català-Roca

Así está ahora lo retratado en esta última:



Quien tenga interés en ver el resto de fotos de la citada muestra puede hacerlo en el siguiente enlace al catálogo digital.

Por cierto que en el último de los reseñados "echan" la película que ha sido capaz de enfrentar al respetable. Curioso que un vendedor de emociones no acierte a comprender que no salga gratis ciscarse en las de sus clientes. ¿O acaso el se quedaría a comer en un restaurante donde le recibieran con un "qué quiere el gilipollas"? Pues en el denostado concepto de España hay quien hasta se ha dejado sus muertos.

Con todo no debería ser una situación difícil de suavizar a poco que se le eche un poquillo de humildad, pero seguramente es pedir demasiado.






lunes, 28 de noviembre de 2016

CLIPDA CXXXI: portadas de 2016 inspiradas en cartelería propagandística



En el apunte dedicado hace casi año a las portadas basadas en recreaciones de famosos carteles de propaganda, el CLIPDA LXXXIII, veíamos como el semanario británico The Spectator publicó en 2015 una cubierta en la que se emulaba una célebre imagen de Lenin con el líder del Partido Laborista Jeremy Corbyn. Este año 2016, esa misma publicación tan aficionada al "apropiacionismo", ha tirado de dos famosos carteles. Por un lado, en mayo representó al brexista Boris Johnson en plan Lord Kitchener, un asunto ya tratado en el CLIPDA CXIV. Por otro, Vladimir Putin fue representado en octubre en una moderna versión de uno de los mas famosos carteles soviéticos de la Segunda Guerra Mundial, el creado en 1941 por Irakli Toidze con el lema "¡La madre patria te llama!".


El juramento de lealtad al ejército del cartel original fue sustituido por el logotipo del canal internacional de televisión ruso RT (Russia Today). Y ello con motivo de la tensión diplomática creada por la congelación de las cuentas bancarias de ese ente en el Reino Unido por emitir informaciones sesgadas sobre la guerra de Siria (enlace a la noticia).

En el mes de abril fue la también británica The Economist la que recurrió a la recreación con el presidente chino Xi Jinping de una famosa imagen de Mao Zedong. El mensaje era prevenir contra el culto a la personalidad (Beware de cult of Xi). Añadimos un interesante detalle de ese cartel de 1968 para ver si adivinan la ofrenda representada antes de seguir leyendo.


Pues son mangos y la curiosa historia de su presencia en el cartel pueden leerla en el siguiente enlace.

Nos vamos a Italia, porque ese mismo mes de abril el semanario Internazionale recurrió a un concepto similar de suplantación de Mao para representar al presidente chino, menos mal que no coincidieron en la imagen elegida (1).

 

Otra revista italiana, L´Espresso, optó en septiembre por la propaganda soviética como modelo de su portada dedicada a Donald Trump. Este ocupó en la misma el papel de Lenin en un cartel en el que aparece liderando las fuerzas bolcheviques. 

 

Lo que nunca falta es alguna versión de "Rosie the riveter", como la adjunta con un toque de superheroína publicada en The Village Voice, y sobre todo del Tío Sam de James Montgomery Flagg. Pero de eso ya hemos hablado en el ya citado CLIPDA CXIV en el que dimos cuenta del repetido uso que ha hecho The Economist de ese cliché con el que representaron a Trump en el mes de febrero. Lo acompañamos con otra versión del famoso cartel vista en L´Espresso cuyo titular sobre los acuerdos de libre cambio en negociación entre Europa y Estados Unidos es "Pacto envenenado".











(1) La suplantación de Mao en fotos del dirigente chino tiene considerable tradición. Una muestra de 1975 de ese juego es la cubierta de la revista Stern que se lo aplicó al político bávaro Franz Josef Strauss.



Otro ejemplo mucho mas reciente es el del siguiente número de la brasileña Veja de enero de 2012. Obsérvese que acompañaban una pequeña imagen del original para guiar a los mas despistados. 

Debajo un tapa de Newsweek de 2004 inspirada en las características representaciones de Mao en la cartelería propagandística china. Como la pieza que llevó a su portada la italiana Panorama.








domingo, 27 de noviembre de 2016

Y también murió en la cama


Entre los misterios del pensamiento humano no es uno de los menores el motivo por el que la dictadura castrista suscita la admiración de muchos que no soportan el mas mínimo rastro de otras ni en el callejero. Pongamos por caso la de Franco.

El caso es que ambos "colegas dictadores", no olvidemos que Fidel decretó tres días de luto nacional por la muerte del español, ya comparten haber muerto en la cama. Ahora habrá que ver si los cubanos tienen la suerte de que ello también suponga el final del régimen que en su caso ni siquiera les llevó el desarrollo económico.

A la espera de que así sea nos hemos ido a nuestro archivo de portadas para repasar como ha visto la prensa a Fidel a lo largo del tiempo. Iniciamos el repaso con la que le dedicó Time poco después del triunfo de la revolución. A su lado hemos colocado una del año siguiente en la que, bastantes meses antes de la crisis de la misiles, el dibujante Herblock adivinaba el papel que iba a jugar ese descendiente de gallegos al servicio de los grandullones del comunismo.


 

De lo que no cabe duda es que Time prestó considerable atención a Fidel, tanto en portadas individuales como colectivas.

   

Pocas fueron las revistas que no le prestaron atención en alguna ocasión. Hasta en foto y dibujo llegó a verse la misma imagen.

 

Proseguimos con el "análisis lombrosiano" que le hizo el caricaturista Landrú (Juan Carlos Colombres) en la revista satírica argentina Tía Vicenta. Comparece emparejado con una referencia de mayo del 63 a la pasión por el imperialista béisbol en la también desaparecida Help!


 

Y casi siempre ese puro. Vamos con algunas otras muestras del tantas veces indisociable cigarro con cuyo humo recreó la valenciana Ana Juan en The New Yorker la que, probablemente, es la mas bella portada protagonizada por Fidel.


 

El semanario neoyorquino le dedicó u
na segunda tapa con motivo de la visita papal del 98 de la que también se hicieron eco otras publicaciones como la francesa Charlie Hebdo. Una de tantas portadas que han ido observando el envejecimiento del líder revolucionario.

 
 

Objeto de sátiras de muy diversa índole, observemos en particular como la alemana Der Spiegel convirtió su rostro en metáfora de la represión de un pueblo, del mismo modo que la brasileña Veja buscó dineros cubanos en las campañas de su país. 

 
 

La publicación humorística Sick le dedicó en 1961 la cubierta de su número 5 que daba continuidad en la contraportada con otros los líderes socialistas al supuesto éxito del "corte Kennedy".


Para no cansar a nuestros esforzados lectores, concluímos con unas muestras de las barbudas portadas anticastristas que se vieron en algunos "pulps" norteamericanos. Muchas batallas propagandísticas. Mucho Fidel.