jueves, 30 de junio de 2016

La toboganización del mundo


Vamos a dedicar hoy nuestra atención a una de las últimas tendencias que nos llega del brexitado Reino Unido. Y es que por aquellas islas, cuando no se sabe qué hacer con alguna construcción o espacio, han decidido que la mejor solución es colocarle un tobogán. Y contra mayor, mejor.

El último hito ha sido la reciente inauguración de una "resbaladilla" de nada menos que 178 m. de altura en la torre Arcelor Mittal Orbit erigida en el recinto olímpico. El claro objetivo es reanimar la mortecina cifra de visitantes de ese discutido diseño del artista Anish Kapoor y el ingeniero Cecil Balmond. Y para ello han recurrido al artista alemán Carsten Höller que se ha especializado en la creación de toboganes. Ya ven que los caminos del arte son inescrutables. Este se lo mostramos desde arriba y desde abajo.



El citado artista toboganero tiene en la capital británica otras famosas piezas, particularmente las instaladas en 2006 en la antigua sala de turbinas que sirven de vestíbulo a la Tate Modern, mientras que el pasado año colocó una simétrica pareja en el exterior de la Hayward Gallery. Y es que, según reza su marketing, nada como el estado emocional posterior a un deslizado por sus artefactos para activar la capacidad de apreciación artística. Lo que está claro es que ha convertido a Londres en la capital mundial de los toboganes. Así, ¿quien necesita estar en Europa?





Puestos a repasar la obra de Höller vamos a recordar que también ha colocado algún tobogán en su tierra. El que sigue, cierto que de tan solo 31 m de altura, está en Weil am Rhein, el municipio que ocupa la esquina suroccidental del mapa de Alemania.
 

La tendencia parece imparable. Ya la han aplicado, por ejemplo, los muy atentos a las nuevas tendencias gestores del aeropuerto de Singapur. Vean mas abajo su interpretación del concepto. A su lado la instalación de cinco plantas de altura inaugurada este año en el centro comercial Printemps de Shanghai. Ls chinos siempre a la última.

 


Y si no puedes hacerlo mas largo, al menos hazlo a mas altura. Esa es la opción de los propietarios de la U. S. Bank Tower de Los Ángeles, el que presume de ser el edificio más alto de California. Será por récords estatales.

La gracia del llamado Skyslide es que arranca de la planta 70 para brindar un muy transparente descenso, por mas que tan solo sea de un piso. Espectacular, a pesar de que haya tantos que se empeñen en disfrutarlo a través de su teléfono. ¡Vaya tonta manía!



Nosotros no vamos a ser tan ambiciosos como el diario The Guardian en su artículo "Why every British landmark would be improved by a slide", pero sí queremos contribuir a evitar que España se quede rezagada de la modernidad. Esta es nuestra proclama:

¡Toboganicemos el Senado!





Adenda 14/7/16: rápidos han andado los publicistas de Citroën que han aplicado el concepto al anuncio del modelo Jumpy toboganizando nada menos que la butte del Sacré- Coeur parisino. Enlace al video.



miércoles, 29 de junio de 2016

Zoónimos de marca (V): ya metidos en anises nos encontramos con todo un zoo


Anticipábamos en la entrega anterior que el anís era un territorio atestado de marcas zoonímicas y, particularmente, de simios que buscaban aprovechar la popularidad del Anís del mono. Así que unas veces porque lo justificaba el nombre y otras porque sí, no faltan los ejemplos. Saliéndonos del guión también hemos incluído al Anís del moro del que no tenemos del todo claro si era un intento de explotar la paronimia.



Tampoco podían faltar unos cuantos toros con algunos ejemplares de casta con nombre propio, puros Miuras.
 

La nómina de animales repetidos en diferentes fabricantes es considerable. También tenemos duplicados ciervos, que acompañamos con un corzo, cebras, una de ellas plenamente justificada al proceder de Cebreros, o galgos.



El lobo es otro cánido que ha tenido su anís, como también ocurre con animales como el pato y hasta el tiburón. Destilados estos de los que lamentablemente solo tenemos unas imágenes de baja calidad que hemos encontrado en la interesante web "Jerez siempre".


El gato ha ejercido como marca de anís tal cual, también por medio de un ejemplar de color negro y hasta con el nombre de Minino. Pero, ojo, que este es de Bilbao. Debajo algunos otros felinos de mas porte.



Siguen mariposas, gusanillos, osos (1) y un buen montón de aves. Lo dicho, todo un zoo.
 

Vamos a terminar con el, como casi todos los anteriores, hoy muy olvidado Anís Marabú. Un producto de la licorería mierense Bernaldo de Quirós creada en 1925 como Alcoholera Andaluza por un hoy no recordado empresario al que hay que suponer procedente del sur de España. Fue en 1929 cuando la empresa pasó a manos asturianas.



Pero fue una marca de difusión nacional como ponen de manifiesto los numerosos anuncios publicados en Abc. Como el adjunto que data de diciembre de 1950 en el que se utiliza el característico lema que popularizó la marca: "Desde que amanece ya apetece" (enlace a la hemeroteca de ese diario). De hecho, también hemos encontrado un fotograma de la película de 1958 "La vida por delante" en el que puede verse un tranvía madrileño con un bien visible anuncio de este anís.









(1) salvo en el caso de algún mono y una paronimia humana, con objeto de no extender demasiado el apunte, nos hemos restringido a marcas con nombre animal. Pero no podemos dejar de incluir la etiqueta con oso del Anís Favila elaborado por la destilería gijonesa Viuda de R. Ponga. En la misma se hace referencia a un popular, por mas que seguramente apócrifo, episodio de la historia de España que rivaliza en crueldad con la escena representada en el Anís del Tigre que hemos repasado en la entrega anterior.







martes, 28 de junio de 2016

Andares tontos


No viven en Norteamérica muy atentos, que digamos, a lo que ocurre en Europa. Por eso es particularmente llamativo que la última portada del semanario The New Yorker, que es la fechada nada menos que el icónico 4 de julio, el día de su fiesta patria, se ocupe del famoso brexit. Algo que hace de la mano de Barry Blitt quien muestra su habitual ingenio para adaptar a la actualidad del momento conocidos iconos culturales. Algunos de sus trabajos de esa tipología se repasan en el apunte de finales de año pasado al que conduce el siguiente enlace.


En este caso se ha servido del famoso sketch "The Ministry of Silly Walks" ("El Ministerio de Andares Tontos") estrenado en 1970 por los Monty Python que cuenta hasta con artículo en español en la Wikipedia. Añadimos un video subtitulado.



Enredando por la red hemos encontrado que esos andares tienen hasta su propia app. Y bien nos vendría que algún laboratorio desarrollara un test de predisposición a padecer ese tipo de tontería, máxime cuando se practica junto a un precipicio, porque en ese caso debería ser de aplicación obligatoria a los candidatos políticos. Nos habría ahorrado el lío que han montado los bastante tontos andares políticos de David Cameron.

Pero como lo nuestro son los clichés, esos a los que ahora suele llamarse memes, queremos traerles un par de ellos sobre este asunto que nos parecen interesantes.

El primero procede del comic de los Simpsons titulado "Hail to the Cat?" (solo en album impreso, no tiene contrapartida en ningún capítulo de la serie) en el que se produce una invasión británica de Springfield. El asunto cursó como puede verse en la siguiente imagen:


Aparte del amarillento sosias de John Cleese, si se fijan, encontrarán a los de Elton John, Keith Richards, Harry Potter, el cuarto avatar de Dr. Who (el encarnado por el actor Tom Baker que luce una bufanda muy similar al anterior), Los Vengadores (Patrick MacNee y Diana Rigg), las Spice Girls y hasta al del marido de una de ellas que, en nuestra opinión, claramente es el personaje menos logrado. Bueno, con permiso del Príncipe Carlos que le sigue y Ringo Star que supuestamente es el de la antorcha.

La publicidad también ha sacado partido del famoso sketch. Cuando en noviembre de 2007 el recorrido del tren Eurostar que enlaza París y Londres quedó reducido a menos de dos horas, la agencia TBWA de Bruselas ideó el lema "Londres a la vuelta de la esquina". Y lo ilustró con algunos típicos personajes británicos que podrían encontrase al doblar esa conceptual esquina. Uno de ellos fue el que puede verse junto a estas líneas.

Tampoco falta este cliché en las viñetas de los humoristas como vemos en una piezas del británico Peter Brookes y del holandés Tom Jannsen




Como creemos que ya va siendo hora de que España tenga su propia adaptación de este icono, en un país con tanto hidalgo que menos que aplicárselo a un marqués. Y es que menudos andares tontos pastoreó el que sigue ayer. Cierto que los representantes del país inventor de la cosa también jugaron a recordarnos a los Monty Python.








P.S.- Y parece que julio se presenta plagado de precipicios. Vean el que imagina The Week. Aprovechamos para recordar que la escena representada en TNY recuerda una portada del semanario Der Spiegel de noviembre de 2006.






Adenda 5/17: Hemos encontrado la versión Theresa May.



lunes, 27 de junio de 2016

CLIPDA (CIX): el monumento a Lincoln (2ª parte)



La viñeta mas famosa basada en el monumento a Lincoln seguramente es la realizada por Bill Mauldin tras el asesinato de John F. Kennedy que fue publicada el 3 de noviembre de 1963 en The Chicago Sun-Times. Pero los humoristas han recurrido a este cliché con enorme frecuencia por lo que solo vamos a traer, sin mayor comentario, algunos ejemplos de entre la multitud de ilustraciones publicadas que se han basado en este famoso icono. 





Frente a la abundancia anterior, en el terreno del comic solo conocemos unas pocas portadas basadas en la monumental escultura. Comenzamos el repaso con la del número 217 de la colección "The Unexpected" publicado en diciembre de 1981 en la que la ilustración de Ernie Colon y Dick Giordano nos presentaba a un Lincoln astronauta.

Sigue la de la revista británica "2000 AD" en la que quien ocupa el imponente sitial en la ilustración de 2013 conmemorativa del 36º aniversario de esa publicación realizada por Brian Boland es el juez Joseph Dredd que ejerce como policía, juez jurado y hasta verdugo en post-apocalíptico siglo 25 en el que la Tierra ha sido devastada por la Tercera Guerra Mundial.




Para extraño el ataque que recibe el Capitán América por parte de la figura presidencial de la que no sabemos qué maléfica fuerza se habrá apoderado porque no nos hemos leído el número 222 de esa colección que fue publicado en junio de 1978 cuya cubierta es de Sal Buscema.




También hay un puñado de portadas en la que el monumento símplemente proporciona la escenografía como ocurre en el número 24 de la serie Prize o en el 146 de Batman dibujado por Jim Aparo. Pero donde da verdadera pena verlo es el nº 223 de la colección Adam Strange que mostramos junto a estas líneas.











Asímismo hay algún conocido caso de recurso al cliché en páginas interiores, como es le caso de el rechoncho Herbie recibiendo el agradecimiento presidencial en el número 11 de la colección ilustrada por Ogden Whitney que fue publicado en agosto de 1965.

En el caso de la serie Transfomers Megatron decide despejar sin contemplaciones el asiento presidencial para convertirlo en su trono. Añadimos un fotograma de la película "Transformers: Dark of the Moon" (2011) en la que el malvado líder de los Decepticons destruye la estatua.





No podían faltar las referencias al monumento en los Simpsons, pero interviniendo como mero escenario de diversas escenas de la serie. Sin embargo hay que destacar el guiño para cinéfilos realizado en el capítulo "Mr. Lisa Goes to Washington" (aquí "La familia va a Washington") en el que se reproduce la secuencia de planos utilizada en la película "Mr. Smith Goes to Washington" (1939) que inspira el argumento de ese episodio. Un film que fue titulado en España "Caballero sin espada", así que por coherencia igual debían haber titulado esa entrega de los Simpsons "Lisa sin espada". En todo caso ya ven como las traducciones por libre luego pasan factura.



Terminamos con una imponente pieza de arte urbano de 18 m de altura creada en
Lexington (Kentucky) por el brasileño Eduardo Kobra.





Adenda 11/7/16: Tras los sangrientos episodios nuevamente vividos en Estados Unidos, Peter Brookes veía como sigue el monumento a Lincoln. 




Adenda 9/11/16: Y así vió Dave Brown el triunfo de Trump.