viernes, 22 de septiembre de 2017

CaricaturArte 24: el Salón de 1855 (3ª parte)


Bertall publicó en Le Journal pour Rire su visión cómica de la Exposición de Bellas Artes que en 1855 sustituyó al Salón. Y lo hizo a lo largo de tres muy espaciadas entregas de bien distinta extensión. La primera ocupó seis de las ocho páginas del número publicado el 18 de agosto (enlace a la copia digital de la web Gallica de la Biblioteca Nacional de Francia), lo que prácticamente convirtió ese ejemplar en un humorístico monográfico desarrollado en 54 viñetas sobre la sección artística de la Exposición Universal de París. Adjuntamos una pequeña imagen de la portada que permite hacerse una idea del colorido que no tienen las ilustraciones de mayor tamaño, procedentes de la web Gallica, en las que nos apoyaremos posteriormente.

La primera ilustración eversionaba la 'Cabeza de una anciana' de Eugène Delacroix, pero nuestra falta de familiaridad con la casquería nos impide apreciar debidamente la comparación de ese retrato con un bofe de ternera que se hacía en el pie. Y del original tan solo contamos con la imagen de un aguafuerte de 1911 realizado por Marcel Roux.



En la misma página hay una referencia a otro cuadro de Delacroix, el titulado 'Les adieux de Romeo et Juliette' que ya había sido presentado en el Salon de 1846 como ya vimos en CaricaturArte 7. Bertall convirtió la escena en una danza al pretender que Romeo estaba enseñando a Julieta los pasos de la que entonces sería muy novedosa polca

Debajo recordamos, junto a original del cuadro, la mucho mas literal ilustración publicada en 1846 por Raymond Pelez en "Le Salon caricatural critique en vers et contre tous:..."


Para completar el repaso de las obras de Eugène Delacroix incluidas en esta primera entrega de de Le Journal pour Rire, anticipamos una viñeta de la segunda página en la que se parodia el cuadro 'La caza del león'.  Pero es el pie el que soporta la carga crítica que se centra en el colorido. Rosa ve el humorista a uno de los caballos y azul al que es mordido por la leona, mientras que el cielo se describe como verde. No es posible pronunciarse sobre esto último puesto que el original sufrió graves daños en su parte superior en un incendio ocurrido en 1870 en el Museo de Burdeos, por lo que la imagen del cuadro que puede verse a continuación es una copia que presenta sensibles diferencias de colorido. En ese sí que cobra sentido la referencia al rosa y el azul de los caballos.


Volvemos a la portada para ver la viñeta dedicada a 'La défaite des Cimbres' (La derrota de los Cimbrios, 1833) de Alexandre-Gabriel Decamps, un lienzo cuya rayada composición llevó a Bertall a describirlo como 'óleo sobre piel de tigre'. Algo de ello había.



En el comentario del 'Paisaje de Laponia' presentado en la colección de obras de Prusia por Georg Eduard Otto Saal se jugaba con la paronimia entre Rusia y rosa para fabular que ese pintor habría sido seleccionado por la Academia de San Petersburgo porque lo veía todo de ese color. Una ironía sobre el cromatismo de sus puestas de sol de las que, a falta de imágenes del cuadro exhibido, traemos el titulado 'Puesta de sol en las montañas' (1852) que creemos servirá para comprender la broma.



No hemos encontrado rastro del cuadro del irlandés Francis Danby que en el catálogo aparecía como 'Le canon du soir', pero el parecido nos invita a sospechar que pudiera ser el conocido como 'Dead Calm Sunset at the Bight of Exmouth' (1855), y si no lo fuera, creemos que sirve para facilitar la interpretación del la viñeta.



Pasamos a la segunda página de la que ya hemos anticipado la viñeta central dedicada a un cuadro de Delacroix.


La primera ilustración recrea, convertido en un 'Ramo de damas grises' el cuadro 'Les dernières larmes' (Las últimas lágrimas) del pintor descendiente de españoles nacido en Burdeos Narcisse Virgile Diaz de la Peña. Un artista cuya caricatura a cargo de Raymond Pelez puede verse en CaricaturArte 7. En el pie se hace una referencia a la polémica entre coloristas y dibujantes, señalando que el artista, cansado de resultar encuadrado entre los primeros, había renunciado a parecer uno de ellos a la par que ponía todos su esfuerzo en no resultar encuadrado entre los dibujantes. Este cuadro se exhibe actualmente en el Museo Chimei de Taiwan.


El cuadro que acabamos de ver ocupa el punto focal de la adjunta foto del Salón Carré, el principal de la exposición de los artistas franceses. Esta es una imagen perteneciente a la serie atribuida al fotógrafo André-Adolphe-Eugène Disdéri (una atribución que, curiosamente, se ha realizado a partir de las reclamaciones de los derechos de autor de algunos de los cuadros que aparecen)

Los seguidores de esta serie quizá adviertan que los dos mayores lienzos visibles en la foto ya han sido tratados en apuntes anteriores. A la izquierda puede verse 'Appel des dernières victimes de la Terreur à la prison Saint Lazare' (La llamada a las últimas víctimas del Terror en la prisión de St. Lazare) de Charles-Louis Muller, visto en CaricaturArte 13, y a la derecha 'Romanos de la decadencia' de Thomas Couture tratado en CaricaturArte 9.


La segunda viñeta de la plancha que estamos repasando está dedicada a la hoy en día muy popular 'Ophelia' (1852) del pintor prerrafaelista británico Sir John Everett Millais que puede verse en la Tate Britain de Londres (el museo que fue conocido hasta el año 2000 como Tate Gallery). El pie dice: El genio de la navegación, por Millais. Es uno de los mas fascinantes cuadros que han enviado nuestros valerosos vecinos. ¿A donde va esta bella joven que navega en una una soberbia pantufla de tapicería? Nada sabemos, pero si lo hace al mismo sitio que el sr. Millais podría ir lejos.



Anticipamos otra viñeta dedicada a Millais en la tercera página, la dedicada a 'El retorno de la paloma al Arca' (1851) que actualmente se expone en el Ashmolean Museum de Oxford. El texto del pie apoya la deformación que se aplica al formato del cuadro: La paloma vuelve toda mojada para ver a sus amas que han sido embaladas con mucho cuidado en una caja alargada par viajar en el Arca.


Completa la fila superior la viñeta dedicada a la 'Escultura de cazador con su perro' (Sculpture de chasseur avec son chien) de John Gibson que forma parte de la Colección Lincoln. La ilustración muestra la vista mas innoble de la pieza, pero lo cierto es que otra foto de Disdéri pone de manifiesto como su colocación la hacía inevitable para el visitante.

 

El segundo cuadro de Charles Louis Muller expuesto fue el titulado “Vive l'Empereur...(30 mar 1814)" (1855) en el que se reflejaba un episodio previo a la Batalla de París  (que provocó la abdicación de Napoleón). Este gran lienzo no tuvo representación gráfica, sino que recibía dos referencias indirectas a partir de las reacciones del púbico. En la primera un espectador proclamaba que si el ejército francés había mostrado mucho valor en 1814, el artista aun había puesto más en 1855. A lo que otro replicaba un patriotero: ¡Honor al valor desafortunado!

El pie de la segunda viñeta juega con el doble sentido de la palabra démêler que significa desenredar (el pelo) y desembrollar con el que un espectador replica a una observación de que Muller practicaría una pintura de peluquero.


No tenemos detalles sobre la suerte que pudo correr ese gran lienzo, así que la única imagen que podemos ofrecer es la de una foto de la sala de la colección de Disdéri donde puede verse a la izquierda.

Ese destacado emplazamiento nos permite encontrar reproducciones del mismo tanto en un grabado de Dumont representativo de esa pared de la sala realizado a partir de un dibujo de Gustavo Doré como en otro grabado que ilustró una crónica sobre la visita de la Reina de Inglaterra a la Exposición.



En el extremo inferior derecho de este último puede verse parcialmente el cuadro, que es vísible íntegro en la foto precedente, en el que Franz-Xaver Winterhalter representó a la emperatriz Eugenia de Montijo rodeada de sus damas de honor (L'Impératrice Eugénie entourée de ses dames d'honneur), uno de los mas celebrados de la muestra. Pero sobre este no hubo bromas.


La última viñeta de la plancha de Bertall hacía referencial al tercer cuadro de John Everett Millais  presente en la exposición. Se trata del titulado The Order of Release, 1746 (1853) en el que se representa a la esposa de un rebelde escocés entregando al guardia la orden de liberación de su herido marido que había sido encarcelado en el levantamiento jacobita del año anterior. En la viñeta un visitante británico exige a un vigilante que liberase el cuadro que llevaba tantos años esperando el cumplimiento de esa orden. 







jueves, 21 de septiembre de 2017

Un nuevo uso de la U


En el apunte Letras que se bastan como adjetivo (2ª parte) repasábamos algunos usos especificativos de la letra U, como el que tiene en U-boat. Esta es la adaptación al inglés de U-Boot, que es la abreviatura de unterseeboot, un término alemán que significa "nave submarina". La denominación que dio la marina de guerra alemana (Kriegsmarine) a los sumergibles con los que puso en jaque a los navíos aliados durante las Guerras Mundiales.

El ejército de Estados Unidos, por su parte, asignó la inicial U de "utility" a una serie de aviones de reconocimiento a los que deliberadamente evitó asignar la "R" de "reconnaissance", hay que suponer que para despistar sobre el programa de desarrollo. El más famoso fue el U-2, también conocido como "Dragon Lady", cuyo identificador se pronuncia en inglés de forma muy similar a you too (tu también). Un hecho que fue aprovechado por una conocida banda de música irlandesa para escoger su escueta denominación. Una sustitución, esa de you por u, que es bastante frecuente en la escritura informal del inglés, especialmente en mensajes de amor como el adjunto.


Un Lockheed U-2 o 'Dragon Lady' con su característico tren de aterrizaje tipo bicicleta.
Si quieren saber que pinta ahí ese coche, sigan el siguiente enlace (en inglés).

En Miami, y también en Utah, se refieren a sus más destacadas universidades símplemente como 'The U'. De hecho, la segunda de esas instituciones cuenta con una reproducción de esa letra de más de 30 m de altura que está instalada en la ladera del Monte Van Cott de Salt Lake City. Un símbolo que hasta tiene artículo propio en la Wikipedia (en inglés).


Señal mexicana. Su equivalente española se
denomina "media vuelta prohibida" (R-304)
En el apunte enlazado al comienzo también se recuerda que solemos referirnos al los giros de 180º como giros en U. Una expresión que no utiliza nuestro código de la circulación, que prefiere hablar de media vuelta, pero sí está presente en los de otros países hispanos, como es el caso del mexicano cuya señal prohibitoria adjuntamos.

Para los químicos la U es para el uranio, mientras que para los físicos es, en minúscula, la 'unidad de masa atómica unificada' (u) también conocida como dalton (Da). Una pequeñísima cantidad que equivale a 1,66 × 10−27 kg. Un átomo de carbono-12 tiene, por definición, una masa de 12 u, mientras que el de hidrógeno-1, llámenlo si quieren protio, tiene un poco mas de una.

La U también es la fuente del símbolo matemático ∪ que representa la unión en teoría de conjuntos, un campo del álgebra donde también se utiliza para representar el conjunto universal U.

Los geógrafos y geólogos se sirven de la U para describir los valles de origen glaciar, mientras que reservan la V para los formados por la erosión fluvial. Y los ingenieros, por su parte, utilizan perfiles estructurales en U, que se identifican con la sigla UPN cuando tienen un diseño normalizado (de ahí la N y P de perfil).

'U' es un título honorífico birmano, similar a 'señor', que fue popularizado por el hoy poco recordado tercer Secretario General de las Naciones Unidas (1961-1971) U Thant, o sea, el sr. Thant

Y ahora acabamos de descubrir que hay una nueva U en la televisión, una vez que el sistema de video analógico U-matic  introducido en 1969 por Sony está al borde de la extinción. Resulta que se ha dado en llamar la 'U televisiva' a la parte de un campo de fútbol que captan las cámaras de televisión situadas, como es lo habitual, en el centro de uno de los laterales. Un concepto importante en la economía del fútbol, porque el insuficiente llenado de las gradas situadas en esa U es sancionable por la Liga de Fútbol Profesional como, según leemos, acaba de comprobar el Celta (enlace a la noticia).

Lo que no se ve en la tele parece que da igual, porqu aquí lo que se trata es de aparentar ante la clientela mundial el enorme tirón que tiene nuestro fútbol.

Así que lo de esta última U es de eso que ya calificó un torero con dos palabras.






P.S.- Nos han remitido unas ilustrativas imágenes tomadas el año pasado en el Calderón en el Atlético-Alavés (fuente)







miércoles, 20 de septiembre de 2017

Revista de portadas de septiembre (3ª parte): las sexys


No podemos desperdiciar la ocasión de comenzar este repaso con la inusual portada de una publicación especializada en el deporte de la raqueta. Y es que ha causado controversia en la vecina Francia que la revista Tennis haya optado por la recreación de una famosa fotografía tomada por Martin Elliott en septiembre de 1976 a su entonces novia Fiona Butler. Una imagen conocida como 'tennis girl' que pronto se hizo famosa y ha sido muy imitada. Otro día dedicaremos un apunte a documentarlo. Hoy tan solo vamos a traer la versión del original que fue portada de Lui en 1980. También nos parece oportuno reseñar que la versión ahora publicada no es nueva, puesto que fue realizada en 2014 por la fotógrafa Kristel Raesaar para un catálogo de la marca de ropa interior Kriss Soonik.

 

Si en la crónica sexy de agosto ya anticipábamos los desnudos de Sofia Vergara en el Women' s Health de septiembre, en la edición española ha sido Blanca Suárez quien ha dado réplica al asunto etiquetada con #EnFormaMiForma. Estos posados sin mas atrezzo son todo un reto que no vemos muy conseguido en la foto que interpreta de pie. Mejor la sentada. En el interior suman sus desnudos la nadadora Gemma Mengual, la actriz Melanie Olivares y la cantante Lorena Gómez.

Otra edición que ha salido en septiembre con versiones propias de esos desnudos es la polaca, entre cuyas cuatro portadas nos parece destacable la protagonizada por la periodista y presentadora de televisión Anna Wendzikowska  (ver el resto).

 

Vamos ya con el habitual repaso de Playboy que comenzamos con la edición alemana que, tradicionalmente, es la primera en presentar su números de cada mes. De hecho el de octubre ya anda por la red hace días. En septiembre vuelve a su cubierta la modelo y actriz Diana Herold, algo más de quince años después de haberlo sido chica de portada en abril de 2002. Admitan que no la habrían reconocido.



La edición norteamericana fue para la cantante Halsey a quien este año ya hemos visto en revistas como Paper (junio) o, por dos veces, en Billboard (marzo y este septiembre).

 

Famoseos aparte, el número de la revista americana dedicado a la música tiene posados que nos parecen más interesantes, como el de Daria en el estudio de Jimmy Hendrix del Greenwich Village conocido como Electric Lady o el de Jordy Murray en plan 'llegué tarde a Woodstock'.

 


En la edición eslovena, el fotógrafo Ales Bravnicar aplica en el reportaje de Serliana Rosida el poderoso uso del paisajismo que en el es habitual.

 
 

La portada polaca ha sido para Sandra Kubicką, mientras que en la húngara puede verse a Katia Mélina. Debajo Melissa Envy en la edición checa y Verónica Flores, en plan Caperucita Roja, en la mexicana. Una de las menos interesantes puestas en escena eróticas que hemos visto de ese famoso cuento.

 
 

Intimidante morro luce Viki Vukic en el Playboy croata, y tampoco es poco el que muestra Kiera Ribeiro en la sudafricana. Arielle es la chica de portada de la edición Africa, mientras que Camila Vernaglia lo es en nuestro vecino Portugal. La tapa holandesa la presentamos acompañada de algunas otras imágenes de la playmate Mira para que puedan practicar un poco más lo que su nombre pide.

 

En la trimestral edición rusa hemos encontrado un 'boxero' reportaje de Adelina Sharipova que pasamos a incorporar a los imparablemente crecientes anexos de nuestra ya extensa colección sobre este cliché erótico (enlace a la última entrega).

 


Vamos ahora con algunos deberes atrasados de revistas de agosto de las que no dispusimos a tiempo de imágenes para incorporarlas al correspondiente apunte. Como fue el caso de la edición argentina protagonizada por Belén Pouchán, la bailarina contorsionista del allí popular programa de tv Showmatch. Aunque algunas de las fotos son impecables, con las cosas que esta mujer es capaz de hacer con su cuerpo, creemos que se podría haber intentado alguna pose menos vista. Incluso con la concurrencia de algún colaborador como en una de las sugerencias que nos permitimos añadir.


 
 

También omitimos en la reseña de agosto la edición eslovaca que tuvo como protagonista a Veronika Stará cuya portada emparejamos con la de Mary Anna en la poco conocida publicación Elan Vital que ha sido lanzada este mismo año. 


Como la cosa se alarga y tenemos previsto detenernos un poco con la protagonista del Maxim Usa, la modelo Bregje Heinen, así como con algunas cantantes ucranianas, les emplazamos a una nueva entrega que esperamos publicar el próximo domingo.